null: nullpx
Desapariciones

En México también hay un 'corredor de la muerte', otra carretera donde decenas han desaparecido sin dejar rastro

Se ubica en el occidente de México, en un tramo que conecta los estados de Michoacán y Jalisco, y que es una zona donde opera el Cartel Jalisco Nueva Generación.
Publicado 8 May 2022 – 12:32 PM EDT | Actualizado 8 May 2022 – 12:35 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La llamada 'carretera de la muerte' en el norte de México, un tramo cerca de la frontera con Estados Unidos donde han desaparecido decenas de personas en los últimos años y que ha concentrado recientemente la atención en medio del caso de la joven Debanhi Escobar, no es el único camino considerado un peligro para los mexicanos.

Existe otra carretera ubicada en el occidente del país que ha sido bautizada como el 'corredor de la muerte', una autopista que conecta los estados de Michoacán y Jalisco, donde colectivos han denunciado al menos 400 personas desaparecidas en los últimos tres años y han arreciado los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado.

Hay una zona en particular en la que pobladores y familiares de víctimas señalan que han aumentado las desapariciones, los asesinatos y los secuestros, principalmente de habitantes de municipios que no son del dominio del Cártel Jalisco Nueva Generación. El tramo atraviesa los municipios de Cotija, Vista Hermosa, Chavinda, Venustiano Carranza, Tangamandapio, Jiquilpan, Sahuayo, Marcos Castellanos, Villamar, Briseñas, Pajacuarán, Jacona y Zamora.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Gobernación, los estados de Jalisco y Michoacán se encuentran entre las cinco entidades con el mayor número de personas reportadas como desaparecidas.

Desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en México se han reportado 30,623 desapariciones. De este total, Jalisco concentra el 21% de los casos.

En Michoacán las autoridades han señalado que, hasta finales del mes de abril, tenían un registro de 3,932 personas cuyo paradero es desconocido.

Cargando Video...
Video a video: cronología del caso de Debanhi Escobar

Desaparecen sin dejar rastro

A mediados de marzo, cuatro personas desaparecieron en el mismo tramo carretero en solo 24 horas: comenzaron el sábado 12 de marzo por la tarde, cuando Rayan Franco Cárdenas, trabajador de la Comisión Federal de Electricidad y Luis Fernando González Cárdenas, empresario aguacatero, salieron de la comunidad de Los Reyes y tomaron esa carretera.

Cuando iban de vuelta a sus casas no se supo más de ellos. Según declaró Fernanda Mendoza, esposa de González, hacia las 6:49 de la tarde González le mandó un mensaje para decirle que iban de regreso, pero no llegaron.

“Como a las 8:00 nos empezamos a preocupar por ellos. No llegaban y se nos hacía raro porque siempre avisan si pasan a algún otro lado”, dijo en entrevista con el diario local La Silla Rota. También dijo que les mandaron varios mensajes por WhatsApp y no respondieron a pesar de que aparecían conectados.

Al siguiente día sucedió lo mismo con una pareja de novios que también transitaba por esa carretera. Los jóvenes fueron identificados como Kassandra Naomi Magaña y Francisco José Higareda. Ambos estudiaban en el Tecnológico de Jiquilpan.

Un mes más tarde, el 12 de abril, se reportó la desaparición de Antonio Jahir Valencia Mendoza, un joven de 18 años que trabajaba en una carnicería. Salió de su casa en la localidad de Tocumbo y dijo a su familia que se dirigía a Jiquilpan, uno de los municipios localizados en el 'corredor de la muerte'. Tampoco se volvió a comunicar.

El pasado 28 de abril se dio a conocer otro caso en los medios mexicanos: Esteban Cruz Rosas, concejal del gobierno comunal de Ocumicho, en el municipio de Charapan. La ficha de desaparición señala que Cruz Rosas fue visto por última vez en el tramo carretero Ocumicho-Tangancícuaro, a la altura de San José de Gracia, justo también en el 'corredor de la muerte'.

Hasta ahora, de acuerdo con los familiares, las autoridades no han presentado avances de ninguno de los casos. Tampoco les han comunicado si existe alguna línea de investigación sobre lo que pudo haberles sucedido.

Campo de batalla del Cartel Jalisco Nueva Generación

Las desapariciones no son lo único que se ha denunciado en el 'corredor de la muerte'. En los últimos años, el estado de Michoacán ha registrado una escalada de violencia, con masacres y enfrentamientos cerca en las localidades que limitan con Jalisco.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, citada por el diario Milenio, la entidad se ha convertido en uno de los campos de batalla entre grupos del crimen organizado y la Guardia Nacional. Según sus datos, el estado concentra el 20% del total de enfrentamientos contabilizados en el país desde julio de 2019 hasta febrero de 2022.

En ese periodo se registraron 346 enfrentamientos entre guardias nacionales e integrantes de la delincuencia organizada en todo el territorio nacional. De ese total, 68 sucedieron en Michoacán, principalmente en las zonas donde hay una disputa permanente entre Carteles Unidos y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Uno de los últimos sucedió a inicios de abril, cuando el Cartel Jalisco Nueva Generación lanzó un ataque con armas de alto calibre en contra del Ejército Mexicano y la policía federal.

Según informó la Secretaría de Seguridad Pública, los vehículos con los que fueron atacados tenían símbolos que hacían referencia a células del CJNG. Tras el incidente, las autoridades aseguraron que reforzarían el camino, pero las desapariciones no han cesado.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte