null: nullpx
Demandas

Expolicía hispana de Nueva York denuncia que fue violada y sodomizada por oficiales durante 5 años

María Méndez alega que sufrió numerosas laceraciones en su cuerpo, y deformidades físicas en su vagina y ano que requirieron reparación quirúrgica. Además, dice haber sufrido una angustia emocional "atroz", que la llevó a intentar quitarse la vida.
16 Jun 2021 – 05:43 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una expolicía hispana de Nueva York denunció haber sido drogada, violada y sodomizada en manos de un grupo de oficiales durante cinco años, señala una demanda federal realizada este martes.

María Méndez, quien trabajó por última vez en la Comisaría 32 de Manhattan y quien tenía 14 años de carrera al retirarse en el 2019, está acusando a los agentes Ryan A. Marrero, Michael J. Ganz, Jimmy D. Gutierres y Evan R. Santana, de obligarla a ingerir copiosas cantidades de opioides, éxtasis, y alcohol, agredirla físicamente y amenazarla, para luego violarla y sodomizarla.

Los incidente habrían ocurrido entre finales de 2014 hasta el 28 de enero de 2019, mientras ella estaba durante y fuera de servicio.

A lo largo de este período de tiempo, Méndez alega que sufrió numerosas contusiones y laceraciones en su cuerpo, incluyendo su cabeza, deformidades físicas en su vagina y ano que requirieron reparación quirúrgica. Además, señala haber sufrido una angustia emocional "atroz".

La demanda describe un ambiente de acoso y abuso sexual dentro de la comisaría. Méndez no solo fue objeto de comentarios y peticiones de carácter sexual, sino que no fue escuchada al intentar denunciar los crímenes a los que estaba siendo sometida.

Cómo comenzaron los incidentes

Todo habría comenzado en julio de 2014, cuando ella regresó a la Comisaría 32 después de una licencia de maternidad. Su compañero, el oficial Ryan Marrero, le habría ofrecido dos pastillas amarillas para el dolor de espalda y abdominal que ella tenía tras dar a luz.

Méndez afirma que ella no sabía que se trataba de oxicodona, y que Marrero luego le dijo.

Más tarde, el agente habría comenzado a violarla y sodomizarla de forma regular, afirma la demanda, tras amenazarla con que si decía algo se metería en problemas.

"Esto inició su ciclo de pesadilla de violencia sexual y abuso mental. Durante los meses siguientes, mientras estaba asignada a trabajar con el demandado Ryan Marrero este la sometió a violencia sexual y abuso mental", señala la denuncia.

Méndez dijo que Marrero la violaba repetidamente en una serie de calles públicas de todo Harlem, cerca de la sede de la policía de Nueva York y del Tribunal Penal de Manhattan, cuando estaban allí para las audiencias.

En numerosas ocasiones, Marrero "golpeó brutalmente", "pateó" y "estranguló" a Méndez y forzó su "puño" dentro de su ano y vagina, causándole una serie de lesiones, incluyendo algunas que requirieron atención médica.

Según el documento, agentes como Filastin Srour (una mujer), Julio Calle, Tanya Bennett, Wilson Ramos, Daniel Miller, Alfred Gallicchio y Asa Barnes y otros, eran conscientes de que Méndez era objeto de "incalculables" actos de violencia sexual y abuso mental dentro y fuera del servicio, pero no intervinieron.

Uno de los ejemplos que Mendez recapitula en la denuncia es cuando la teniente Srour participó en un grupo de chat con el detective Ganz donde se compartieron fotos y videos de ella desnuda, obligada a realizar prácticas orales, vaginales y anales.

Sin embargo, en lugar de que Srour le ofrecera apoyo, denunciara las acusaciones de violencia sexual y abuso mental de acuerdo con la política del departamento con la política del departamento, Méndez alega la llamó "zorra", y la amenazó con que si no dejaba de hacer falsas acusaciones contra buenos oficiales como Ganz, se vería obligada a tomar medidas contra ella.

Méndez intenta quitarse la vida

Méndez alega que al sentir que no tenía ninguna otra vía de apoyo viable, el 28 de enero de 2019, renunció al Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, dejando una carrera lucrativa con oportunidades de promoción, beneficios médicos y de jubilación.

En marzo de 2019, intentó suicidarse y tuvo que ser ingresada en un hospital de la zona en respuesta a la violencia sexual y el abuso mental.

Meses después, Méndez fue entrevistada por la Oficina de Asuntos Internos de la Policía de Nueva York y por miembros de la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía de Manhattan, donde aportó pruebas de sus abusos.

Las pruebas incluían dispositivos móviles, registros de actividad y pares de ropa interior "sucia", así una muestra de ADN. Pero se le informó que el fiscal de Manhattan no procesaría la demanda.

"Francamente, creo que el fiscal del distrito de Manhattan y el departamento dejaron escapar esto. Ahora, la señora Méndez busca reparación a través del tribunal federal para que sus abusadores rindan cuentas", dijo el abogado de Méndez, Eric Sanders.

Mira también

Cargando Video...
Hispano demanda a empresa donde trabajaba después que lo despidieran por no vacunarse: "Eso no está bien"

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés