null: nullpx
Asesinato

Libre bajo fianza la mujer que disparó de muerte a su esposo en un hospital de Daytona Beach

El pasado viernes 3 de marzo, Ellen Gilland, de 74 años, salió en libertad tras el pago de una fianza de $150,000. Estuvo detenida desde que el 21 de enero disparó de muerte contra su esposo Jerry Gilland, en un hospital de Daytona Beach, Florida, como parte de un pacto que ambos tenían. La mujer aseguró que ella lo mataría y luego se quitaría la vida, pero no pudo.
Publicado 5 Mar 2023 – 01:18 PM EST | Actualizado 5 Mar 2023 – 02:11 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Ellen Gilland, la mujer de 76 años acusada de asesinar de un disparo a su esposo Jerry Gilland, en el hospital AdventHealth Daytona Beach, de Florida, disfrutó este fin de semana del beneficio de libertad bajo fianza, que 40 días antes se le negó.

Desde su arresto, el 21 de enero, la viuda fue ingresada en la cárcel del condado Volusia.

El pasado viernes 3 de marzo, en horas de la noche y tras el pago de una fianza de 150,000 dólares, Ellen Gilland regresó a la libre comunidad.

La investigación de su caso llevó a cambios en la acusación contra la mujer, cuya defensa siempre fue que actuó de acuerdo con lo estipulado en un pacto que hizo con su esposo.

Ellen Gilland, el día que incumplió el pacto con su esposo Jerry

Preliminarmente, las autoridades informaron que el sábado 21 de enero, poco después de las 11:00 de la mañana, las cámaras de seguridad del hospital AdventHealth captaron cuando Ellen Gilland entró a la habitación en la que su esposo Jerry Gilland, de 77 años, estaba internado.

Lo próximo que se escuchó fue un disparo en la habitación 1106, que activó las alarmas en el centro de salud.

Durante cuatro horas Ellen Gilland permaneció armada en esa habitación del piso 11 del hospital, negándose a salir a platicar con las autoridades.

Un informe de la policía consigna que dos trabajadores del hospital vieron a Ellen Gilland sentada junto a la cama de esposo Jerry, quien lucía inconsciente bañado en sangre.

Agrega el documento que ella apuntó con el arma a esos dos trabajadores y les ordenó que se fueran. Otra persona también entró y pasó lo mismo.

Para detenerla, la policía utilizó un explosivo que la distrajo y entonces pudieron esposarla.

La mujer confesó que mató a su esposo de un disparo en la cabeza, pero cuando le tocó dispararse a sí misma no pudo.

Cargos menores por disparar de muerte a su esposo, enfermo terminal

En una conferencia de prensa posterior al arresto, el jefe de policía de Daytona Beach, Jakari Young, explicó la versión que la mujer les dio sobre el suceso.

Dijo que Ellen Gilland les contó que tres semanas antes del incidente había hecho un pacto suicida con su esposo Jerry. Se suponía que él, quien sufría una enfermedad terminal, tomaría el arma y se dispararía.

Sin embargo, según el testimonio de la mujer, Jerry Gilland estaba tan débil que no pudo apretar el gatillo para dispararse. Ella tuvo que hacerlo.

Tras esa acción, Ellen Gilland no pudo cumplir la otra parte del pacto.

El pasado miércoles 28 de febrero, la mujer fue acusada formalmente pero no de asesinato premeditado y asalto agravado con arma mortal, por lo que inicialmente fue detenida.

Un gran jurado evaluó la prueba en su contra y rebajó los cargos.

Ahora, Gilland, residente en New Smyrna Beach, solo enfrenta dos cargos menores: uno por ayudar a cometer un suicidio-homicidio involuntario y otro por agresión con agravantes a un agente de la ley.

Mientras comienza el juicio en su contra, la mujer no puede tener armas de fuego y tampoco puedo ir a un hospital.

En caso de que sufra una emergencia médica, debe alertarse de inmediato al tribunal.

También te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Comparte