null: nullpx

Firme y sin miedo: esto debes hacer si te encuentras un oso en un parque nacional

Ver a un oso en la naturaleza es una experiencia impactante para cualquier visitante de un parque nacional. Es importante recordar que los osos en los parques nacionales son salvajes, pueden ser peligrosos e impredecibles. Si estás de aventura y ves uno, esto es lo que debes hacer, según el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos.
17 Jul 2021 – 04:31 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/6
Comparte
Hay que seguir la denominada etiqueta de avistamiento, como un primer paso para evitar un encuentro con un oso que podría convertirse en un ataque. Se debe mantener la distancia y no sorprender a los osos son algunas de las cosas más importantes que puede hacer. La mayoría de los osos evitarán a los humanos si los escuchan venir. Crédito: Getty Images / Archivo
2/6
Comparte
Una vez que un oso se ha fijado en ti y te está prestando atención, estrategias adicionales pueden ayudar a evitar que la situación se agrave. Crédito: Getty Images / Archivo
3/6
Comparte
Identifícate hablando con calma para que el oso sepa que eres un humano y no un animal de presa. Quédate quieto; mantente firme, pero agita lentamente los brazos. Ayuda al oso a reconocerte como humano. Puede acercarse o pararse sobre sus patas traseras para ver o oler mejor. Un oso de pie suele ser curioso, no amenazante. Crédito: Getty Images / Archivo
4/6
Comparte
Mantén la calma y recuerda que la mayoría de los osos no quieren atacarte; por lo general, solo quieren que los dejen solos. Los osos pueden engañar y pretender que van hacia ti y luego darse la vuelta en el último segundo. También pueden reaccionar a la defensiva cortejando, bostezando, salivando, gruñendo, chasqueando las mandíbulas y echando las orejas hacia atrás. Continúa hablando con el oso en tonos bajos; esto te ayudará a mantenerte más tranquilo y no serás una amenaza para el oso. Un grito o un movimiento repentino pueden desencadenar un ataque. Nunca imites los sonidos de un oso ni hagas un chillido agudo. Crédito: Getty Images / Archivo
5/6
Comparte
Si el oso está parado, aléjate lentamente y de lado; esto le permite vigilar al oso y evitar tropezar. Moverse hacia los lados tampoco es una amenaza para los osos. No corras, pero si el oso te sigue, detente y mantente firme. Los osos pueden correr tan rápido como un caballo de carreras tanto cuesta arriba como cuesta abajo. Como los perros, perseguirán a los animales que huyen. No te subas a un árbol. Tanto los osos pardos como los osos negros pueden trepar a los árboles. Sal de la zona o toma un desvío. Si esto es imposible, espera hasta que el oso se aleje. Deja siempre al oso una ruta de escape. Crédito: Getty Images / Archivo
6/6
Comparte
Ten especial cuidado si ves una hembra con cachorros; nunca te coloques entre una madre y su cachorro, y nunca intentes acercarte a ellos. Las posibilidades de un ataque aumentan enormemente si te percibe como un peligro para sus cachorros. Crédito: Getty Images / Archivo
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés