null: nullpx

El Queen Mary: la historia del último "Titanic" a punto de desaparecer en Long Beach

El Queen Mary es el último navío que aún continúa a flote de una estirpe de trasatlánticos de lujo eclipsados por la tragedia del Titanic. El barco que sobrevivió tempestades y a la Gran Depresión, desafió a los nazis en la Segunda Guerra Mundial y estuvo en servicio hasta mediados de la década de 1960, para después convertirse en un hotel y museo, está a punto de desaparecer por falta de mantenimiento. Esta es su historia en imágenes.
19 May 2021 – 02:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/37
Comparte
Fue el 27 de mayo en 1936 que el transatlántico Queen Mary partió de Europa en su viaje inaugural. Su trayectoria de ocho décadas es el relato del convulso siglo XX. Hoy está anclado en Long Beach, California. Crédito: Queen Mary
2/37
Comparte
La construcción del RMS Queen Mary fue ordenada por la empresa británica Cunard Line—rival de la compañía White Star que fabricó el Titanic—y se anunció en 1930. Crédito: Queen Mary
3/37
Comparte
Nombrado simplemente como el “proyecto número 534”, la construcción de la nave fue todo un reto para Cunard que ambicionaba superar a sus rivales con un transatlántico moderno y veloz. Queen Mary
4/37
Comparte
Las labores de construcción del Queen Mary se llevaron a cabo en Glasgow, Escocia y la quilla de la masiva nave quedó instalada en 1931. Crédito: Queen Mary
5/37
Comparte
Cunard había proyectado la botadura del transatlántico para 1932, pero tuvo que suspender el proyecto por culpa de la crisis económica mundial generada por la Gran Depresión. Crédito: Queen Mary
6/37
Comparte
Con el apoyo financiero del gobierno británico la Cunard pudo reanudar el proyecto en 1934. Un obrero coloca en la pared la efigie de la reina Mary de Inglaterra, que dio nombre al buque. Crédito: Queen Mary
7/37
Comparte
El Queen Mary se fabricó para ser el trasatlántico más avanzado. Es tan grande que en el interior de su casco cabría el Titanic, al cual superaba también en prestaciones técnicas y velocidad. Queen Mary
8/37
Comparte
El transatlántico de 1,019 pies de largo (310 metros) y 81,237 toneladas de desplazamiento (casi el doble que Titanic) fue entregado a la compañía Cunard el 12 de mayo de 1936. Puesto en pie sería más alto que la torre Eiffel. Crédito: Queen Mary
9/37
Comparte
El 27 de mayo de 1936 a las 4:33 pm, el RMS Queen Mary partió de Southampton, en Reino Unido, en su viaje inaugural con destino a la ciudad de Nueva York. Crédito: Queen Mary
10/37
Comparte
A partir de esa fecha el Queen Mary se posicionó como el transatlántico de mayor envergadura y el más veloz; un lugar que ocupó hasta 1948. Crédito: Queen Mary
11/37
Comparte
Más allá de su imponente tamaño y su velocidad, la nave también ofrecía a sus pasajeros interiores lujosos y entretenimiento. En la tripulación había desde adolescentes hasta veteranos marinos. Queen Mary
12/37
Comparte
La embarcación tenia espacio para alojar a 1,957 pasajeros y 1,174 miembros de la tripulación. Queen Mary
13/37
Comparte
Los pasajeros disponían de tres clases de alojamiento—primera, turista y tercera. Crédito: Queen Mary
14/37
Comparte
El estilo art déco sirvió como inspiración para el diseño de los salones del Queen Mary. Queen Mary
15/37
Comparte
Los pasajeros de primera clase gozaban de cenas y bailes dentro del lujoso Gran Salón. Crédito: Queen Mary
16/37
Comparte
Galerías, tiendas, una biblioteca, un salón de belleza, una piscina cubierta eran algunos de los servicios que estaban disponibles en el Queen Mary a lo largo de sus 12 cubiertas. Crédito: Queen Mary
17/37
Comparte
Los mozos cumplían con atender las necesidades de los pasajeros, incluido pasear a sus mascotas. Crédito: Queen Mary
18/37
Comparte
En su viaje inaugural en 1936 el Queen Mary cruzó el Atlántico--del Reino Unido a Nueva York—en cinco días. Crédito: Queen Mary
19/37
Comparte
La nave arribó al Muelle 90 en Nueva York el 1 de junio a las 4:20 pm. entre gran expectación. Crédito: Queen Mary
20/37
Comparte
Miembros de la realeza, políticos y artistas de Hollywood formaron parte de la lista de pasajeros que viajaron a bordo del Queen Mary. Aquí vemos a Wallis Simpson y al que fuera rey Eduardo VIII de Inglaterra, quien abdicó en 1936 por amor. Queen Mary
21/37
Comparte
Winston Churchill (izquierda), el primer ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los ilustres pasajeros de la embarcación. Crédito: Queen Mary
22/37
Comparte
El inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1939 hizo que el Queen Mary pasara a tener un uso militar. Se convirtió en un vehículo para el transporte de tropas aliadas entre Estados Unidos y el continente europeo. Crédito: Queen Mary
23/37
Comparte
La nave fue pintada de color gris y sus lujosos interiores fueron modificados para alojar a los miles de soldados que viajaban rumbo al frente de batalla. Crédito: Queen Mary
24/37
Comparte
De 1940 a 1946 se le bautizó como el “Fantasma Gris” por el aspecto fantasmagórico que tenía al desaparecer entre la neblina matinal cuando partía desde Nueva York hacia el este cargado de soldados. Tal fue su aporte militar que Adolf Hitler ofreció una recompensa de 250,000 dólares al marinero que lograra hundir la embarcación y cortar así el flujo de tropas que reforzaban a su enemigo. El líder nazi no logró su objetivo. Crédito: Queen Mary
25/37
Comparte
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, el Queen Mary fue restaurado y reanudó sus cruces transatlánticos. Su primer viaje comercial (postguerra) se emprendió en 1947, dando inicio a lo fue su “época de oro”. Crédito: Queen Mary
26/37
Comparte
Miembros de la realeza y famosos de Hollywood nuevamente buscaron alojamiento a bordo del Queen Mary para viajar de Europa a EEUU. Aquí la reina Isabel de Inglaterra saluda a los tripulantes del trasatlántico. Crédito: Queen Mary
27/37
Comparte
Historiadores han designado los años de 1947 a 1961 como la época de oro del Queen Mary. Celebridades como el actor Bob Hope no solo viajaron en el buque, también entretuvieron al pasaje. Crédito: Queen Mary
28/37
Comparte
Clark Gable, el protagonista de la cinta “Lo que el viento se llevó”, junto al actor Spencer Tracy en una de las cubiertas del Queen Mary. Crédito: Queen Mary
29/37
Comparte
El galán de Hollywood Douglas Fairbanks gozando de una fiesta en el Queen Mary. Crédito: Queen Mary
30/37
Comparte
La década de 1960 y la proliferación de los vuelos comerciales marcaron el final de la popularidad de los lujosos transatlánticos de vapor. Crédito: Queen Mary
31/37
Comparte
El Queen Mary navegó por última vez en 1967, luego de recorrer miles de millas náuticas, transportar a millones de pasajeros y sobrevivir la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Crédito: Queen Mary
32/37
Comparte
El 27 de julio de 1967, el Queen Mary pasó a manos de la ciudad de Long Beach, en el sur de California, que compró la nave por una cifra de 3.45 millones de dólares. Crédito: Queen Mary
33/37
Comparte
El transatlántico arribó al sur de California el 9 de diciembre de 1967, donde inició su nueva fase como un hotel y museo. Crédito: Queen Mary
34/37
Comparte
En la actualidad el Queen Mary sirve como un destino turístico, centro de convenciones y un monumento histórico. Crédito: Getty Images
35/37
Comparte
La nave ocupa 43 acres en la costa de Long Beach y cuenta con 346 habitaciones, tres restaurantes, una sala de té, 18 salas de conferencia. Queen Mary
36/37
Comparte
Entre 600 a 800 empleados sirven a los miles de visitantes acuden a conocer el famoso transatlántico. Crédito: Getty Images
37/37
Comparte
En una entrevista con Univision Los Angeles, Everette Hoard, el capitán honorario del Queen Mary, explicó que la mayoría de los transatlánticos fueron diseñados para servir de 30 a 35 años. “El hecho que el Queen Mary cumplirá 80 años en 2016 (27 de mayo) es un logro increíble. Jamás volveremos a ver una nave como ella”, dijo Hoard. Crédito: Getty Images
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés