null: nullpx
Estados Unidos de América

Un sacerdote dijo haber realizado un exorcismo en el asalto al Congreso, luego se disculpó por su "mal juicio"

Un camarógrafo independiente vio a un sacerdote que caminaba entre una multitud de partidarios de Trump vestido con su collar de clérigo y con un libro sobre exorcismos, por lo que decidió entrevistarlo. Sus palabras provocaron el enojo de algunos feligreses, además de una investigación interna por parte de su Arquidiócesis.
4 Feb 2021 – 09:32 PM EST
Comparte
Cargando Video...

David Fulton, un sacerdote católico de Central City, Nebraska, está siendo investigado por la Arquidiócesis de Omaha tras decir en una entrevista durante el mitin de Trump el pasado 6 de enero que había realizado un exorcismo en el Congreso.

La Arquidiócesis precisó que Fulton -quien caminaba entre una multitud de partidarios de Trump vestido con su collar de clérigo y con un libro sobre exorcismos- no es un exorcista, de acuerdo con el Omaha World Herald.

Durante la entrevista, Fulton sugirió que un "demonio" se había apoderado del Congreso con la intención de “disolver al país”.


Aquel día, el camarógrafo independiente Eddie Becker, de 70 años, caminaba por el lado oeste del Capitolio cuando, cerca de las 3:25 pm pudo ver al sacerdote caminando.

Becker le dijo a The Washington Post que ya había entrevistado a decenas de asistentes con la intención de realizar un documental y que sintió curiosidad por saber qué hacía un sacerdote en un mitin en el que no había podido ver a muchos líderes religiosos.

“Es bueno ver a tanta gente que se preocupa por el país. Las personas que saben lo que está pasando, obviamente roban", le dijo Fulton a Becker, repitiendo las infundadas afirmaciones sobre un fraude electoral emitidas por el expresidente Donald Trump.

El camarógrafo publicaría días después el video de casi 10 minutos de entrevistas con muchas personas durante el mitin, incluida su conversación con Fulton.

Luego del revuelo que provocaron las declaraciones entre algunos feligreses y tras ser regañado por la Arquidiócesis -la cual ha abierto una investigación interna sobre lo ocurrido-, Fulton leyó una disculpa el pasado domingo en la Iglesia Católica de St. Michael, no sin antes decir que Becker era un “anticatólico” que había sacado sus comentarios de contexto.

En la disculpa, Fulton dijo que “usó mal su juicio” al decidir asistir al mitin y que “actuó de una manera que no era consistente con mi vocación como sacerdote”.

Sin embargo, después acusó al camarógrafo de haber publicado solo una parte de la entrevista que le realizó. “Me di cuenta que no tenía buenas intenciones (…) pero pensé que tal vez podría llevarlo a algo para ayudar a evangelizarlo, porque estaba diciendo cosas muy anticatólicas”, comentó.

Becker respondió a estas acusaciones publicando el video completo de la entrevista a Fulton para que todos pudieran “sacar sus propias conclusiones”.


Fulton les dijo a sus superiores que no había realizado un exorcismo, sino que había dirigido a otros para realizar una oración y que había abandonado el Capitolio antes de los hechos de violencia, por lo que no se enteró de lo ocurrido hasta que regresó a su hotel.

El canciller de la Arquidiócesis de Omaha, Timothy McNeil, le dijo al World-Herald que Fulton “no debería haber estado allí vestido de sacerdote” y que se trató de “un mal uso de su ministerio sacerdotal”, aunque no violó ninguna “ley civil o eclesiástica”. Sin embargo, aceptó que están realizando una investigación interna para conocer sus acciones en D.C.

Fulton, quien fue ordenado como sacerdote en 2002, es pastor en dos parroquias en el centro rural de Nebraska. En 2019, un grupo de feligreses escribió una carta al arzobispo para cuestionar su liderazgo y criticando el trabajo que realizaba.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés