null: nullpx
Donald Trump

Miembros de Oath Keepers esperaban instrucciones de Trump antes del ataque al Capitolio, dice investigación

Documentos judiciales presentados este jueves por el Departamento de Justicia demuestran que varios miembros de la milicia de extrema derecha, entre ellos la líder Jessica Watkins, estaban esperando la "dirección” del expresidente Donald Trump sobre qué hacer respecto a los resultados del proceso electoral 2020.
12 Feb 2021 – 01:01 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Justicia presentó este jueves documentos judiciales en los que dio a conocer nuevos detalles sobre el complot del grupo extremista Oath Keepers y el papel que ocupó una de sus líderes Jessica Watkins, para atacar al Capitolio, quien dijo que estaba “esperando instrucciones” del expresidente Donald Trump sobre qué hacer respecto a los resultados del proceso electoral 2020.

'Me preocupa que esto sea una elaborada trampa. A menos que el propio POTUS nos active, no es legítimo. POTUS también tiene derecho a activar unidades. Si Trump me pide que vaya, lo haré, Si no, no puedo confiar en él”, escribió Watkins, de 38 años y dueña de un bar, en un mensaje de texto a otro miembro del grupo el pasado 9 de noviembre, de acuerdo con The New York Times.

Durante el tercer día del juicio político del expresidente Donald Trump, el departamento presentó cargos contra más de 200 personas, aunque el caso contra Watkins y otros dos coacusados -Thomas E. Caldwell y Donovan Crowl- son de los más serios que se han registrados hasta ahora, debido a que enfrentan cargos de conspiración por supuestamente trabajar con otros grupos de extrema derecha para intentar revertir los resultados electorales.

En enero pasado, poco después de que los tres acusados fueran arrestados, los fiscales habían dicho que planearon su participación en los disturbios en lugar de hacerlo espontáneamente.

En documentos judiciales, los fiscales mostraron mensajes de texto como el del pasado 16 de noviembre cuando donde Crowl le dice a Caldwell que “la guerra está en el horizonte” y una semana después Watkins externó su preocupación por el futuro de Estados Unidos. “Creo que tendremos que ponernos violentos para detener esto”, escribió.


También describieron a Caldwell como "una figura clave que puso en movimiento la violencia que abrumaba al Capitolio" y recordaron que en sus mensajes de texto no se limitó a la hora de expresar sus opiniones sobre matar y mutilar a personas contrarias a su forma de pensar, a las que se refería como "socialistas", "gusanos" y "cucarachas".

Durante el registro de la vivienda de Caldwell en enero pasado, los agentes encontraron una pistola “construida intencionalmente para parecerse a un teléfono celular”, dijeron los fiscales.

Investigan si hubo coordinación con otros grupos

Asimismo, los fiscales creen que el grupo Oath Keepers se coordinó antes del ataque con otros grupos extremistas. De acuerdo con los documentos judiciales, Caldwell envió un mensaje en el que aseguraba que se estaba esperando “una gran participación de los Proud Boys”, la organización nacionalista de extrema derecha de la que más de una docena de miembros ya han sido acusados respecto a su participación durante los disturbios.

Además, Oath Keepers también habría discutido con una persona relacionada con otro grupo paramilitar - 3 percenters- un plan para intentar transportar en un bote “armas pesadas” hasta Washington, a través del río Potomac, según CNN

Durante la presentación, los fiscales también describieron a Watkins como una veterana militar que vestía uniforme de camuflaje y equipo de combate, mientras realizaba una participación clave durante los disturbios, al mismo tiempo que se comunicaba por radio con otros miembros en el interior del Capitolio.

"A diferencia de la gran mayoría, Watkins se había entrenado y planeado para un momento como este", escribieron los fiscales.


Añadieron que Watkins tenía “una devoción decidida por obstruir mediante la violencia” la certificación de la presidencia de Joe Biden, por lo que “crímenes de esta magnitud, cometidos con tanto celo, desmienten cualquier condición de liberación que garantice razonablemente la seguridad de la comunidad o que se pueda confiar en que Watkins cumplirá".

Durante el mes pasado, al registrar la casa de Watkins, los agentes encontraron diversas armas de fuego y una receta para fabricar "un dispositivo destructivo", porque creía que si Biden se convertía en presidente su forma de vida tal como la conocía simplemente terminaría. En un mensaje de texto expresó estas preocupaciones al señalar que si eso ocurría “entonces es nuestro deber como estadounidenses luchar, matar y morir por nuestros derechos”.

Los fiscales en la presentación argumentan que Watkins se mantiene en la cárcel en espera de juicio. "Planeamos ir a Washington DC el día 6" porque "Trump quiere que vengan todos los patriotas sanos", le escribió Watkins a Donovan Crowl, de la misma milicia, el 29 de diciembre.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés