null: nullpx
Economía

Pedidos de subsidio por desempleo crecen ligeramente, un signo de estancamiento en la recuperación económica

898,000 personas pidieron beneficios por desempleo la semana pasada, informó el Departamento de Trabajo, mostrando un aumento respecto a la semana anterior y dibujando un signo de lenta recuperación.
15 Oct 2020 – 08:50 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Otras 898,000 personas presentaron solicitudes de beneficios por desempleo la semana pasada, informó el Departamento de Trabajo este jueves, mostrando un ligero aumento respecto a la semana anterior y dejando indicios del estancamiento en la recuperación económica de Estados Unidos.

En la semana que finalizó el 10 de octubre, "la cifra de las reclamaciones iniciales de beneficios por desempleo fue de 898,000, un aumento de 53,000 respecto al nivel revisado de la semana anterior", señala el reporte.

El nivel de la semana anterior también se revisó al alza en 5,000, de 840,000 a 845,000, añade la departamento.

Sin embargo, los reclamos semanales han caído considerablemente desde que alcanzaron un máximo de 6.9 millones a fines de marzo; pero esas mejorías se han ralentizado en las últimas semanas y, de hecho, se han revertido.

Eso significa que podría llevar mucho tiempo volver al nivel previo a la pandemia de alrededor de 200,000 reclamaciones por semana. El número aún elevado de personas que buscan prestaciones por desempleo refleja una economía que ha recuperado solo un poco más de la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo que se perdieron a causa de la pandemia.

Muchos estadounidenses se enfrentan al desempleo con una ayuda muy disminuida desde que expiró un beneficio federal de $600 a la semana.

El último informe semanal sobre solicitudes de desempleo coincide con el desvanecimiento de las perspectivas en Washington de lograr un nuevo paquete de ayuda de rescate federal que, según los economistas, se necesita con urgencia para los trabajadores desempleados y las empresas, los estados y las ciudades con más dificultades. El Congreso permanece en un punto muerto en las negociaciones desde hace semanas.

Al mismo tiempo, los economistas dicen que se han vuelto cada vez más escépticos sobre las cifras del gobierno para las solicitudes de desempleo, aunque hay pocas dudas de que la contratación se ha ralentizado y muchos empleadores siguen recortando empleos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés