null: nullpx
México

Fiscalía mexicana obtiene orden de arresto del gobernador opositor de Tamaulipas por delincuencia organizada

A dos semanas de las elecciones mexicanas del 6 de junio y de la visita de la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, el presidente Andrés Manuel López Obrador mostró un documento diplomático de la embajada estadounidense que pide informes sobre el mandatario tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca.
20 May 2021 – 09:13 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador amagó este jueves con mostrar documentos diplomáticos provenientes de Estados Unidos sean o no para su difusión pública después de exhibir una carta donde la embajada de EEUU pide informes sobre el gobernador del estado fronterizo de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, por delincuencia organizada y lavado de dinero.

García Cabeza de Vaca asegura que la orden de arresto hecha por la Fiscalía General de la República mexicana es solo una forma de atacarlo por ser opositor. México celebrará en dos semanas, el próximo 6 de junio, las primeras elecciones federales desde la victoria de López Obrador en julio de 2018. Los votantes mexicanos elegirán la representación en la Cámara de Diputados y 15 de los 32 estados del país (entre los que no está Tamaulipas) elegirán nuevos gobernantes.

Las elecciones se celebrarán en la víspera de la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México , prevista para el próximo 8 de junio y en la que se abordará la cooperación bilateral en inversiones, migración y seguridad.

Tamaulipas, al noroeste de México, es uno de los seis estados mexicanos que limitan con Estados Unidos. Su frontera, surcada por el Río Bravo (Rio Grande en EEUU), es una de las más activas con 17 cruces: de acuerdo con datos del gobierno estatal concentra el 40% del transporte terrestre, hoy afectado por las restricciones que obliga la pandemia del coronavirus.

La cercanía con Estados Unidos ha convertido a Tamaulipas también en un peligroso centro de operaciones para el crimen organizado. La sangrienta disputa entre los grupos delincuenciales y la presencia de Los Zetas y el Cartel del Golfo han convertido al estado en un foco rojo en el de por sí peligroso panorama de México, donde un promedio de casi 100 personas al día mueren con violencia. El tránsito de inmigrantes, el contrabando y el narcotráfico rondan los 370 kilómetros (220 millas) que comparten Texas y Tamaulipas.

La orden de arresto contra García Cabeza de Vaca fue emitida en un momento en que el Congreso federal y el de Tamaulipas están envueltos en una disputa sobre la inmunidad política del gobernador por una controversia que ha llegado a la Suprema Corte de Justicia sobre a quién corresponde retirar el fuero (protección legal) del mandatario.


García Cabeza de Vaca puede ser arrestado si sale de Tamaulipas o bien, si agentes federales intentan arrestarlo en el estado, la policía estatal podría resistirse. La última vez que ocurrió una desaparición de poderes estatales en México fue hace 46 años, en 1975.

Dos exgobernadores tamaulipecos, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, han sido arrestados bajo acusaciones de la justicia estadounidense. El primero se declaró culpable en una corte federal de Texas el pasado marzo y el segundo espera su extradición a EEUU en una cárcel mexicana.

A dos semanas de las elecciones

El presidente López Obrador dedicó parte de su conferencia matutina a advertir que daría a conocer documentos que justifican el arresto de Cabeza de Vaca, c omo la carta fechada el 4 de mayo en la que la embajada de en México pide informes para investigar al gobernador.

“Si al gobierno que represento llega un oficio, para que se entienda bien… [...] independientemente de que si es correcto o no es correcto, si es lo políticamente correcto o lo jurídicamente correcto, les voy a dar a conocer ahora mismo el oficio que envió la embajada de Estados Unidos”, dijo el presidente al mostrar la carta.

El documento muestra los nombres de una veintena de personas y empresas sin que se sepa si están siendo investigados también y los protocolos diplomáticos internacionales suelen considerar como confidenciales a este tipo de comunicaciones. En México, la exhibición de datos personales es considerada como delito y el propio presidente aceptó que su equipo jurídico le había advertido que no mostrase el texto pero dijo que lo había hecho de todas formas porque se resistía a que el país se convirtiese en “un hazmerreír”.

Washington ha expresado ya su preocupación sobre la transparencia de la justicia en México, así como dudas sobre si puede seguir compartiendo información de inteligencia con funcionarios mexicanos debido a inquietudes sobre si respetarán la confidencialidad. Autoridades estadounidenses han expresado que la cooperación bilateral ha disminuido. El jefe de operaciones de la DEA, Matthew Donahue, explicó a National Public Radio (NPR) el pasado 3 de mayo que la cooperación se había “congelado”.

“Estamos dispuestos a compartir con nuestras contrapartes en México, pero ellos mismos tienen demasiado miedo de siquiera comprometerse con nosotros debido a las repercusiones de su propio gobierno si los descubren trabajando con la DEA”, sostuvo entonces.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés