null: nullpx
Niños

“Me gusta mirar a los niños felices”: menor de edad con huesos de cristal recolecta juguetes para los más necesitados

Sebastián Pérez tiene 11 años y nació con huesos de cristal, una condición congénita que debilita sus huesos y aunque no puede jugar como lo hacen otros niños, se alegra con recolectar juguetes para ellos, especialmente para aquellos cuyos padres no pueden comprar un regalo de navidad.
19 Nov 2020 – 01:12 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- Un niño con huesos de cristal, osteogénesis imperfecta, inicia colecta de juguetes para ayudar otros pequeños más necesitados en plena pandemia de coronavirus.

Hola soy Sebastián Pérez y me han hecho 18 cirugías”, dijo el pequeño buen samaritano a Univision Los Ángeles. Explicando que a sus 11 años se ha “quebrado los huesos 90 veces”, por lo que no puede, ni podrá jugar con otros niños. Sin embargo, esta limitación física, lo ha hecho más consiente de lo que otros pequeños pueden estar sintiendo y por ello quiere devolverles la alegría.

Evelia Pérez, madre de Sebastián nos contó que las cirugías a las que han sometido al niño “son para darle soporte a sus huesos”, ya que nació con “huesos de cristal” osteogénesis imperfecta (OI), una extraña enfermedad que ocasiona que los huesos sean extremadamente frágiles y que tenga una expectativa de vida un poco más corta que el resto de la población.

La fragilidad de sus huesos, limitan al niño a realizar las actividades cotidianas como cualquier otro menor de su edad y de acuerdo con los doctores, que lo atendieron al nacer ," sus probabilidades de vivir eran muy pocas, no había esperanzas de que caminara.” Sin embargo, la condición de Sebastián no lo limitó. Ahora camina, es un niño fuerte, lleno de alegría y esperanza por la vida y aun cuando su condición no tiene cura, sigue adelante con sus sueños de hacer a otros niños felices.

En el hospital al que yo voy me dan un juguete para que no esté asustado”, dijo Sebastián, confesando que su experiencia le hizo pensar en los niños menos afortunados. “Me gusta mirar a los niños felices, me hace orgulloso”.

No es la primera vez que el niño realiza colectas de juguetes, pero cree que este año será la más importante, ya que la pandemia de coronavirus ha dejado a muchas familias sin trabajo ni sin dinero y son precisamente los niños de esas familias, los que no tendrán un juguete esta navidad y por eso le emociona la idea de cambiar la tristeza por alegría en estos tiempos tan complicados.

Todo aquel que quiera colaborar con la colecta de juguetes de Sebastián puede comunicarse al número: 951.337.7859

Información relacionada

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés