null: nullpx
Explosiones

“Error humano”: LAPD y agentes federales ofrecen nuevos detalles sobre la explosión masiva en comunidad hispana de Los Ángeles

Una investigación preliminar determinó que los técnicos de LAPD calcularon detonar unas 16 libras de fuegos artificiales, sin embargo nuevos datos indican que se colocaron 42 y la unidad de explosivos tenía capacidad solo para 24. Un error catalogado por el jefe de la policía como "importante".
19 Jul 2021 – 07:37 PM EDT
Reacciona
Comparte

Cargando Video...
Cargando Playlist...
2:20
1:18
3:20
2:27
5:37

LOS ÁNGELES, California. - El jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles ( LAPD) , Michael Moore dijo este lunes que un "error humano" contribuyó al resultado trágico de una detonación controlada que provocó en una explosión masiva, que dejó a múltiples heridos y destruyó total y parcialmente viviendas en un popular vecindario hispano de Los Ángeles.

De acuerdo con Moore, los resultados preliminares de la investigación indica que “ los técnicos del escuadrón de bombas subestimaron enormemente la cantidad de material explosivo colocado en un camión de contención” de LAPD, durante el operativo efectuado el 30 de junio en la cuadra 2700 de East 27th Street, cerca de San Pedro Street, en el sur de Los Ángeles.

Moore dijo que una investigación preliminar ha determinado que los técnicos estimaron que estaban colocando alrededor de 16 libras de material explosivo en el camión de contención, que era capaz de manejar una explosión de hasta 24 libras. Sin embargo, la carga en el vehículo aparentemente superó las 42 libras.

“Tenemos errores de cálculo que son importantes”, dijo Moore, insistiendo que su personal operó con “las mejores intenciones en una situación estresante”. Pero dijo que si se cometían errores al estimar el peso del material explosivo colocado en el camión hay que responsabilizar a las personas involucradas.

Tras el incidente, las tensiones entre los residentes del sur de Los Ángeles y el LAPD han aumentado. Los vecinos exigen total responsabilidad por parte del LAPD y acusan al departamento de irresponsable e indiferente tras realizar una detonación de tal magnitud en medio de una zona residencial de bajos recursos y mayoritariamente hispana.

¿Una explosión controlada, “fuera de control”?

El operativo destinado para evitar daños en la comunidad, dejó a 10 oficiales de LAPD, todos en condición aceptable, con heridas leves; un oficial de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), con heridas leves; seis civiles, de los cuales tres presentaban heridas graves y tres heridas leves. Además, muchos otros en el vecindario fueron afectados por la explosión que traumatizó a niños en viviendas cercanas y muchos otros que debieron abandonar sus casas debido a los daños y riesgos en la zona.

Todos los afectados fueron trasladados a hospitales locales y entre ellos, un menor de 14 años aún se mantiene bajo cuidados médicos. Sin embargo, se desconocen sus condiciones.

El hecho ocurrió a las 7:40 pm en la cuadra 2700 de East 27th Street, cerca de San Pedro Street, en el sur de Los Ángeles, durante un operativo de decomiso de fuegos artificiales ilegales, considerado de "rutina" para el equipo de explosivos de LAPD.

En el lugar del operativo, las autoridades encontraron más de 5,000 libras de pirotecnia que habría sido manufacturada bajo condiciones dudosas y de allí el riesgo de su volatilidad, según el informe de las autoridades. Un escuadrón antibombas estaba tratando de realizar detonaciones controladas, ya que la situación ponía en riesgo a una escuela que está a solo 40 pies de distancia de lugar confiscado.

Un hispano arrestado por contrabando de fuegos artificiales

La Policía de Los Ángeles (LAPD) identificó a Arturo Cejas como el responsable de almacenar un cargamento fuegos artificiales ilegales y fabricar cohetes caseros con un material inestable capaz de causar una tragedia de una explosión controlada bajo los “protocolos de seguridad” según informó el jefe de LAPD Michael Moore.

Cejas fue detenido por agentes especiales de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos ( ATF ) luego que se le presentara una denuncia penal, en la que se le acusa de transportar explosivos sin licencia.

De acuerdo con el documento de la demanda, Ceja hizo varios viajes a Nevada a fines de junio para comprar varios tipos de explosivos, incluidas exhibiciones aéreas y grandes fuegos artificiales caseros que contienen materiales explosivos, que transportó a su residencia en camionetas de alquiler. La mayoría de los explosivos se compraron en el Área 51, a un traficante de fuegos artificiales en Pahrump, Nevada.

"Ceja no poseía una licencia de explosivos ATF o permiso de ningún tipo que lo autorizara a transportar fuegos artificiales para exhibiciones aéreas o fuegos artificiales caseros hechos con materiales explosivos, incluidos, entre otros, pólvora", según la declaración jurada de la denuncia escrita por un especial agente de dicha agencia.

Ayuda para los afectados

Un Centro de Asistencia Local temporal se activó el pasado 4 de julio en respuesta al incidente de la Calle 27. Sin embargo, hasta la asamblea pública del 13 de julio, los damnificados por la explosión no contaban con soluciones ni respuestas definitivas sobre la ayuda que necesitan para retomar sus vidas.

Reparaciones estructurales, recuperación de inmuebles, y ayuda psicológica están en la lista de peticiones del grupo de vecinos que sufrió el impacto de la explosión. Sin embargo aseguraron ante las cámaras de Univision34 Los Ángeles, que ni la policía ni el concejal del distrito les habría respondido luego de dos semanas del siniestro.

Mantente informado de las últimas noticias y el pronóstico del tiempo.
Descarga la app de Univision 34 Los Ángeles para iOS o Android.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés