null: nullpx

Cómo negociar tu salario: pasos que puedes tomar para conseguir el cheque que deseas

Nos cuesta hablar del dinero, pero es importante aprender a hacerlo en el ámbito profesional. En este artículo te explicamos cómo puedes aprender a negociar un mejor sueldo en tu trabajo.
12 Jul 2021 – 09:32 PM EDT
Reacciona
Comparte
Dos mujeres hablando en una oficina

Las charlas sobre el salario son intimidantes, pero aprender a negociar es importante para tu éxito profesional y personal. Muchas personas se incomodan al negociar durante sus entrevistas de trabajo. Según estudios:

● Sólo el 43% de personas han pedido que le suban el sueldo en su trabajo actual.
● Las mujeres reportan un índice más alto de inquietud a la hora de negociar un mejor sueldo. Un estudio indica que solo el 7% de mujeres han negociado su sueldo, mientras que el 57% de hombres lo han hecho. Esto tiene consecuencias económicas y sociales.
● Harvard reporta que la gente que negocia su sueldo puede aumentarlo hasta $5,000 dólares más.

Los sueldos bajos no solamente afectan tu bolsillo, también pueden afectar tu rendimiento profesional. En el 2018, el 70% de trabajadores buscaron un nuevo puesto a causa de un sueldo bajo, según Harvard Business School.

Cómo negociar tu salario

Gracias al internet, hay varias herramientas que puedes usar para investigar los salarios promedios en tu industria o puesto. Toma en cuenta tu ubicación. Los costos de vida en una ciudad más grande son altos y puedes usar esta información para negociar un mejor sueldo.

● El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos mantiene estadísticas de salarios en varias industrias y te permite ver cómo estas pagan según tu estado o región.
Payscale. Este sitio web es útil para saber cómo piensan los empleadores o empresas potenciales. Puedes leer estadísticas por industria para saber si estás pidiendo muy poco.
Glassdoor. Acá puedes leer un poco sobre las empresas donde solicitas un puesto. Además, puedes buscar un salario según tu industria y ubicación.
Salary. Este sitio web tiene una función donde llenas un formulario con tu trabajo y ciudad. Después recibirás un estimado del promedio de lo que se paga en tu industria para que llegues a las charlas con más información.
Indeed. Este famoso tablón de trabajos también mantiene estadísticas sobre las industrias con mejores sueldos. También te informa sobre lo que puedes ganar según tu puesto y ubicación.

La negociación no sólo se trata del promedio que puedes esperar según un número en un estudio o estadística. Si tienes habilidades específicas, certificaciones adicionales, u otras cualidades que te hacen un candidato sobresaliente, usa esto para explicar por qué mereces un sueldo más alto.

Piensa en otros beneficios

Además de negociar un sueldo deseado, puedes negociar otros beneficios que te ayuden a tomar una decisión sobre tu trabajo. Considera otros factores, como:

Reembolsos de transporte. Tal vez puedes conseguir ayuda para cubrir los costos de ir a tu trabajo a diario para compensar tus gastos de combustible, estacionamiento, o transporte público.
Indemnización de despido garantizada. Los trabajos van y vienen, así que la indemnización te puede ayudar en caso de un despido o en casos extremos, como una bancarrota de parte de la empresa.
Ayuda con costos universitarios. Esto es especialmente valioso si estudias algo que es relevante para tu puesto y que puede ayudar a la empresa a largo plazo.
Más tiempo de vacaciones. En muchos casos, puedes pedir que estos días sean pagados. El descanso te puede ayudar a ser más productiva/o y pasar tiempo con tus seres queridos.
Un horario más flexible o trabajo remoto. Esto te puede ayudar a descansar un poco más si lo necesitas, ir al doctor, cuidar a tus hijas/os, y te puede ahorrar dinero que usarías en transporte.
Ayuda con costos de seguro médico, visual, o dental. Esto no siempre está incluido en tu oferta de salario, pero la ayuda con estos cuidados te puede ayudar económicamente.

Decide lo que aceptarás

Piensa bien en los factores que afectarían lo que pides como sueldo: tu ubicación, habilidades, y años de experiencia, además de los beneficios adicionales no remunerados.

Una buena regla es pedir más de lo que deseas ganar usando la información que encontraste en tus investigaciones. Recuerda que la empresa te podría ofrecer una contraoferta. Asegúrate que lo que pidas esté dentro del rango de tu industria o empresa. Por ejemplo, si el sueldo más alto que se puede ganar en tu industria o empresa es de $150,000 por año, no pidas $250,000.

Ten la conversación

¡Llegó el momento de hablar sobre tu sueldo u otros beneficios! Para eliminar la posibilidad de confusión, ten esta charla por teléfono o en persona ya que te permite hablar sobre los detalles de la negociación. Sin embargo, si todas tus comunicaciones han sido por email, es mejor negociar a través de este medio ya que la empresa prefiere comunicarse de esa manera.

Relájate y sé respetuoso durante el proceso. Se agradecida/o cuando recibas la oferta de trabajo y te informen sobre el sueldo y paquete de beneficios. Si no estás de acuerdo con el salario ofrecido, explica que entiendes pero te gustaría hablar sobre el tema.

Una buena manera de comenzar es preguntando cómo decidieron llegar a este número y qué factores consideraron. Después puedes preguntar si estarían dispuestos a negociar. ¡No respondas con un ultimátum!

A veces no podrás negociar un mejor sueldo, por lo cual puedes comenzar a hablar sobre beneficios adicionales. Si no estás satisfecha/o con la oferta, debes decidir si quieres seguir con este proceso o no. No gastes tu tiempo y el de la persona que te ofrece el trabajo, y dale gracias por su tiempo.

Si deciden entrar en negociaciones, prepárate para justificar tus razones por pedir un sueldo más alto o por más beneficios (y a veces, las dos cosas):

● Las responsabilidades del trabajo son muchas y requieren de más tiempo, concentración, o preparación, lo cual debe ser compensado.
● Tienes una formación académica sobresaliente.
● Perderías dinero si aceptas esta oferta ya que no tendrías la oportunidad de conseguir una promoción en tu empresa actual.
● Aceptar esta oferta podría afectar los beneficios que estás recibiendo actualmente.

Si te dicen que no se puede, intenta otra vez. Recuerda que lo peor que puede pasar es que te digan que no. La mayoría de veces es mejor negociar el sueldo y los beneficios en una sola reunión. Esto no siempre se podrá, asegura que estés feliz con tu salario primero y después puedes hablar sobre otros beneficios, como el trabajo en casa o días de vacaciones adicionales.

Y si te dicen que sí—¡pide la oferta por escrito!

Haz tu decisión

¡Felicidades! Ahora tendrás que considerar todos los factores de la oferta: el salario, los beneficios, oportunidades de crecimiento dentro la empresa, y el ambiente empresarial para tomar la mejor decisión posible.

Ejemplos que te pueden ayudar

Si necesitas ayuda, puedes usar este ejemplo para justificar tus negociaciones:

“Hola Marta, gracias por esta oferta de trabajo. Me entusiasma mucho la idea de trabajar para esta empresa. Quería saber si podemos hablar sobre el salario. En mis investigaciones sobre esta industria he visto el promedio para alguien con mis cualificaciones, experiencia y formación, me sentiría mejor con un sueldo de $70,000 para este trabajo.”

Si necesitas negociar por email, este ejemplo te podría orientar:

“Estimada/o __________:

Le agradezco mucho su oferta de Vicepresidente de Ventas.

Sé que su equipo está preparado para trabajar en un ambiente competitivo y está listo para los retos y éxitos de esta industria.

Me gustaría hablar más con usted sobre el salario y beneficios de esta oferta de trabajo. Tengo 7 años de experiencia en una empresa de buena reputación y tengo un posgrado en negocios de MIT. Me gustaría saber si están dispuestos a negociar su paquete de salario y beneficios ya que sé que tengo mucha experiencia que podría ayudar al equipo.

Gracias por su consideración.

Atentamente,

John Doe.”

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Trabajos