null: nullpx
Juicios

Un juez condena a 150 días de cárcel al actor Jussie Smollett por orquestar un ataque racista y homofóbico: él mantiene su inocencia

En una dramática audiencia, el intérprete gritó que era inocente y subrayó que no tiene tendencias suicidas por si le “pasa algo” en prisión. Su abuela, de 92 años, pidió al juez que no lo enviara a la cárcel y le dijo que, si lo hacía, la mandaran a ella con él.
Publicado 10 Mar 2022 – 10:18 PM EST | Actualizado 10 Mar 2022 – 10:18 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El actor Jussie Smollett, de la serie Empire, fue condenado a 150 días de cárcel por mentirle a la policía sobre un ataque racista y homofóbico que él mismo orquestó. Al escuchar la sentencia del juez James Linn del condado de Cook, Smollet repitió que es inocente de los cargos.

Smollett dijo también que no tenía tendencias suicidas y dijo que “si pasa algo” mientras está en prisión, él no se quitó la vida.

El intérprete se puso de pie en la mesa de la defensa mientras lo rodeaban sus abogados y el alguacil de la corte. “Su Señoría, lo respeto a usted y respeto al jurado, pero no hice esto. Y no soy suicida. Si algo me sucede cuando entre ahí, no me lo hice a mí mismo. Todos ustedes deben saber eso”.

Mientras los agentes lo sacaban de la sala del tribunal, Smollett volvió a gritar. “Soy inocente”, exclamó. “Podría haber dicho que soy culpable hace mucho tiempo”.

El juez también sentenció a Smollett a 30 meses de libertad condicional por delitos graves y ordenó que pagara $120,106 en restitución a la ciudad de Chicago y una multa de $25,000.

El fiscal especial Dan Webb le pidió a Linn que incluyera “una cantidad adecuada de tiempo en prisión” al sentenciar al actor. Los abogados de Smollett pidieron al juez que limite la sentencia al servicio comunitario, argumentando que ya había sido castigado por el sistema de justicia penal y que su carrera había resultado perjudicada.

“Le pido, juez, que no lo envíe a prisión”

Los familiares del actor se hicieron eco de esos comentarios. “Le pido, juez, que no lo envíe a prisión”, dijo a la corte su abuela, Molly Smollett, de 92 años. Más tarde agregó: “Si lo hace, envíeme con él”.

Los abogados de Smollett también leyeron en voz alta cartas de otros simpatizantes, incluido un organizador de Black Lives Matter, Rainbow PUSH Coalition y el también actor Samuel L. Jackson, que pidieron al juez Linn que considerara el efecto del caso en la vida y la carrera de Smollett y que evitara cualquier confinamiento como parte de su sentencia.

Varios partidarios hablaron sobre las preocupaciones de que Smollett estaría en riesgo en prisión, mencionando específicamente su raza, orientación sexual y la herencia judía de su familia.

Linn dijo que consideró esas solicitudes de clemencia, junto con el trabajo previo de Smollett y el apoyo financiero de las organizaciones de justicia social. Pero el juez también criticó a Smollett como narcisista y se declaró asombrado por sus acciones dados los antecedentes familiares multirraciales del actor y sus vínculos con el trabajo de justicia social.

“Para que ahora se siente aquí, condenado por engaño, crímenes de odio... la hipocresía es simplemente asombrosa”, afirmó Linn.

Antes de que comenzara la lectura de la sentencia, Linn rechazó una moción de la defensa para revocar el veredicto del jurado por motivos legales. Los jueces rara vez conceden tales mociones.

Smollett enfrentó hasta tres años de prisión por cada uno de los cinco delitos graves de alteración del orden público por los que fue condenado. Fue absuelto de un sexto cargo.

Pero debido a que Smollett no tiene antecedentes penales extensos y la condena es por un delito no violento de bajo nivel, los expertos legales aseguraban que era posible que escapara la cárcel.

¿Qué fue lo que ocurrió?

La sentencia del jueves podría ser el capítulo final de un caso penal, sujeto a apelación, que ocupó los titulares internacionales cuando Smollett, que es afroamericano y gay, informó a la policía que dos hombres con pasamontañas lo golpearon y le lanzaron insultos racistas y homofóbicos en una calle oscura de Chicago.

En diciembre, Smollett fue condenado en un juicio que incluyó el testimonio de dos hermanos que dijeron al jurado que les pagó para llevar a cabo el ataque, les compró pasamontañas y una cuerda y les dio instrucciones para convertir la cuerda en una soga.

Los fiscales dijeron que les dijo qué insultos racistas y homofóbicos debían gritar, y que gritaran que Smollett estaba en “MAGA Country”, una referencia al eslogan de la campaña presidencial de Donald Trump.

Smollett, que conocía a los hombres por su trabajo en el programa de televisión Empire (filmado en Chicago), testificó que no los reconoció y no sabía que eran los hombres que lo atacaban.

A diferencia del juicio, Linn accedió a permitir que los fotógrafos y una cámara de televisión entraran al tribunal para la audiencia, lo que significa que el público pudo ver y escuchar a Smollett hablar en el tribunal por primera vez.

Loading
Cargando galería
Comparte