null: nullpx
Ola de Calor

Ola de calor extremo abrasa el oeste de EEUU y continuará unos días más

La temperatura en el aeropuerto internacional de McCarran, que sirve a Las Vegas alcanzó este sábado los 117 grados Fahrenheit (47.2 grados centígrados) y en el desierto del Valle de la Muerte, en el sur de California, el termómetro llegó a rozar los 130 grados Fahrenheit (54.2 grados centígrados).
12 Jul 2021 – 02:53 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una nueva ola de calor extremo azotó este fin de semana el suroeste de Estados Unidos, con lugares como Las Vegas con un récord histórico de temperatura, justo después de que se cerrara uno de los meses de junio más calurosos desde que se tienen registros en el país.

En total, más de 30 millones de personas se encuentran en zonas con alertas de calor excesivo en Nevada, California y el oeste de Arizona y Utah. Las altas temperaturas todavía persistirán algunos días más.

El termómetro subió durante el fin de semana en gran parte de la costa del Pacífico y tierra adentro hasta el límite occidental de las Montañas Rocosas.

La temperatura en el aeropuerto internacional de McCarran, que sirve a Las Vegas alcanzó este sábado los 117 grados Fahrenheit (47.2 grados centígrados), según el Servicio Nacional Meteorológico; una marca que la ciudad ubicada en medio del desierto de Nevada registró por primera vez en 1942 y tres veces desde 2005.

Y en el desierto del Valle de la Muerte (Death Valley), en el sur de California, el termómetro llegó a rozar los 130 grados Fahrenheit (54.2 grados centígrados).


"Muy alto riesgo de calor para hoy debido a la combinación de templadas temperaturas de noche y las altas que se esperan al mediodía", advirtió el servicio meteorológico en California.

Los meteorólogos han emitido un boletín de advertencia para el área metropolitana, así como para varios otros centros urbanos, incluidos Phoenix (sur) y San José, en el centro de Silicon Valley, cerca de San Francisco.

Fuerte calor hasta el miércoles

Según las previsiones, estas temperaturas se mantendrán hasta el próximo miércoles, y progresivamente irán disminuyendo de cara a finales de semana.

Como consecuencia, las autoridades de California y Nevada han aconsejado a los ciudadanos reducir el consumo de energía para evitar fallas en el sistema.

En Oregon, el incendio de Bootleg se expandió hasta alcanzar 224 millas cuadradas (580 kilómetros cuadrados) de superficie al atravesar la espesa madera del bosque nacional de Fremont-Winema, cerca de la ciudad de Sprague River, en el condado de Klamath. El incendio interrumpió el servicio de tres líneas de transmisión que proporcionan hasta 5,500 megavatios de electricidad a la vecina California.

Canadá en alerta

Esta nueva ola de calor llega menos de tres semanas después de otra que azotó el oeste de Estados Unidos y Canadá a fines de junio, con récords de altas temperaturas durante tres días seguidos en la provincia canadiense de Columbia Británica.

"Las condiciones climáticas sin precedentes en Columbia Británica continúan representando una seria amenaza para la seguridad pública y las operaciones ferroviarias", señaló el domingo el ministro de Transporte de Canadá, Omar Alghabra, en un comunicado.


Las autoridades canadienses anunciaron medidas de emergencia para prevenir incendios forestales en medio de "condiciones climáticas extremas", cuando aumenta el número de focos ígneos en la provincia de Columbia Británica hasta los 298 el domingo, de los cuales 50 se iniciaron en los últimos dos días.

Un decreto ministerial en Canadá anunció "medidas de seguridad preventivas (...) contra los incendios forestales", incluida la reducción de la velocidad de los trenes cuando la temperatura supere los 30°C y el nivel de peligro de incendio para la zona sea "extremo".

Además, hasta el 31 de octubre ninguna locomotora operará en estas áreas a menos que haya sido inspeccionada en los 15 días anteriores, para asegurar que "los sistemas de escape (...) estén libres de materiales combustibles".

Los trenes son origen habitual de los incendios forestales, generalmente por falta de mantenimiento de sus dispositivos antichispas.

Los últimos seis años hasta 2020 son los más calurosos jamás registrados.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés