null: nullpx
Rehabilitación

"No creía en el coronavirus": sobreviviente de la infección dice que sólo anhela volver hacer pan

Pablo Andrade, residente de Fresno, era del grupo de los que no creía en la veracidad del coronavirus. A sus 69 años se sentía un hombre sano sin condiciones de salud subyacentes, pero tras la infección del Covid-19, este sobreviviente aún lucha por volver a caminar con normalidad.
22 Oct 2020 – 04:53 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

FRESNO, California.- Son tres meses desde que contrajo el coronavirus, pero Pablo Andrade aún batalla con la movilidad de sus extremidades. Y es que la recuperación ha sido lenta y con mucha terapia de por medio, pero sabe que su buena actitud es clave para volver a ser el de antes.

Pablo tiene 69 años y en julio pasado se infectó de coronavirus. Su esposa María recuerda que el día que se lo llevaron 'apenas podía respirar', pero apenas pasó el peligro trasladaron al paciente desde el hospital a un Centro de Rehabilitación en Dinuba, donde pasó los últimos dos meses. Y es que aún le cuesta trabajo respirar y caminar, comentan sus familiares.

Unas imágenes proporcionadas por la propia familia dan cuenta de un hombre con humor, bailarín y con mucha energía, misma energía que espera recuperar para volver hacer pan, su gran pasión y oficio por años.

El panadero es categórico y cuenta que él no creía en el coronavirus: "Yo le digo a todas esas personas que no creen, que es cierto, yo tampoco creía cuando empezó". Y comenta ques es muy feo, "es una enfermedad muy mala, casi pa morirse".

Pablo debió permanecer semanas en Cuidados Intensivos del hospital y luego ha debido estar en terapias para recuperar la movilidad muscular y su energía. "Si puede caminar el solo, pero si camina mucho se agita, cuando se va baña también" relata María, esposa del paciente en recuperación.

El dr. Jorge Martínez del Hospital Saint Agnes de Fresno explica que las secuelas del coronavirus varían de un paciente a otro, y en algunos de ellos estas pueden ser irreversibles. "Puede dejar secuelas neurológicas, problemas de memorias, problemas al caminar, motores o funcionales dependiendo del órgano que ha sido comprometido. Luego debe evaluarse para ver la severidad del daño y recuperar lo que más se pueda" detalla el especialista.

Un agradecido e incrédulo Pablo da gracias a Dios por haberle 'dado chanza de vivirla', y agradece a quienes siguen orando por su recuperación. Mientras tanto debe continuar con sus terapias semanales, conectado al oxígeno y ejercitar su movilidad general para que como él mismo dice: "para volver hacer pan".

Te podría interesar:

Cargando Video...
Volvió a trabajar y terminaron infectados con coronavirus los 13 miembros de su familia
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés