null: nullpx
Homicidios

Homicidio sin resolverse: se cumple un año del asesinato y mutilación del soldado Enrique Román Martínez

Enrique Román Martínez desapareció en 2020 durante el fin de semana del Día de los Caídos y su cuerpo mutilado fue hallado días después. Aún no hay sospechosos detenidos por el crimen.
31 May 2021 – 01:11 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

RALEIGH, Carolina del Norte.- El misterio del homicidio y mutilación del soldado Enrique Román Martínez sigue sin resolverse. A un año de su muerte no hay sospechosos detenidos por el crimen.

El militar de 21 años originario de Chino, California, fue reportado como desaparecido durante el fin de semana del Día de los Caídos mientras acampaba en el área del Cape Lookout National Seashore, en la costa de Carolina del Norte, con otros compañeros de la base militar de Fort Bragg.

Loading
Cargando galería


Luego de una intensa búsqueda, el 29 de mayo de 2020 los detectives reportaron el hallazgo de unos restos parciales. Una semana después, los registros dentales confirmaron que el cuerpo desmembrado pertenecía a Martínez.

Faltan pruebas, dicen investigadores

Griselda Martínez, hermana del soldado, dijo al medio local The Fayetteville Observer que no se ha establecido el motivo del crimen y que los investigadores no han encontrado el arma homicida. Según los detectives, aún faltan pruebas.

"Siento que nadie se lo tomó en serio hasta que encontraron los restos de mi hermano", confesó Griselda, quien además denuncia que el Ejército duró tres días para iniciar la búsqueda oficial de su hermano y que durante ese tiempo la lluvia posiblemente destruyó las pruebas.

El reporte forense, firmado el 4 de noviembre por el Dr. Randall K. Falls Jr. de East Carolina University, indica que Martínez murió tras ser decapitado. El soldado sufrió de múltiples lesiones en la mandíbula y fracturas en la columna cervical.

"Pensar que alguien le cortó la cabeza y lo odió tanto", confiesa la hermana

Griselda teme que la muerte de su hermano nunca se resuelva. "Era una persona tan buena, tan cariñosa. Pensar que alguien le cortó la cabeza y lo odió tanto, creo que esa es la parte que nos duele a todos", confesó a The Fayetteville Observer.

Un portavoz del Comando de Investigación Criminal del Ejército (CID) dijo el pasado viernes que el caso sigue en curso. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y los Guardaparques de EEUU buscan pistas en la costa de Carolina del Norte como parte de la investigación.

Desde finales de junio, el Ejército ofreció una recompensa de $ 25,000 por información creíble vinculada a la muerte del soldado. "Alentamos a cualquier persona con información relacionada con este caso, sin importar cuán pequeña sea, a comunicarse con la Oficina del CID de Fort Bragg", compartió la 82 División Aerotransportada.

Si usted cuenta con información, comuníquese al (910) 396-8777, o llame a la Oficina de la Policía Militar al (910) 396-1179.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés