null: nullpx
Persecuciones

Persecución a más de 100 millas por hora termina en el arresto de tres menores y el hallazgo de armas

Tres menores fueron arrestados después de una persecución a alta velocidad que comenzó en Alabama y terminó en Georgia.
14 Jul 2021 – 09:00 AM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HARALSON, Georgia.- Una persecución a más de 100 millas por hora que comenzó en el condado Cleburne, en Alabama, terminó con tres menores arrestados en el condado de Haralson, en Georgia.

Según la Oficina del Alguacil de Haralson, los agentes del condado de Cleburne, Alabama, alertaron a los agentes de Georgia de una persecución a alta velocidad que ingresa a la jurisdicción del estado.

De acuerdo con el reporte policial, los agentes de Alabama intentaron detener el vehículo por infracciones de tráfico.

El conductor se negó a detenerse, lo que provocó que los agentes desplegaran tiras de púas. Las tiras de púas golpearon el neumático delantero derecho del vehículo sospechoso. Antes del despliegue de la franja de picos, las velocidades eran de hasta 100 millas por hora, dijeron los oficiales.

“Debido al despliegue exitoso de las palancas de freno, el vehículo disminuyó a velocidades de alrededor de 80 MPH antes de que explotara la llanta delantera derecha. El vehículo se detuvo alrededor del marcador de milla 7 en la I-20, poniendo fin a una persecución de aproximadamente 60 millas”.

Después de que el vehículo se detuvo, se ordenó a los tres menores que salieran del vehículo y fueron arrestados. La policía recuperó tres armas del vehículo, de acuerdo con los reportes.

El conductor, un joven de 17 años, fue acusado de múltiples infracciones de tránsito, obstrucción y posesión de un arma de fuego por parte de un menor.

Los agentes acusaron al pasajero delantero, identificado como menor, de posesión de un arma de fuego por parte de un menor, y los agentes acusaron al pasajero del asiento trasero de obstrucción a la justicia.

"Estos delincuentes, que cometen actos delictivos y viajan a una velocidad tan alta, representan un peligro para cualquiera que viaje por la I-20. Ahora están fuera de las carreteras, gracias al trabajo en equipo y la rápida respuesta de la Oficina del Sheriff y el Departamento de Policía de Tallapoosa", dijo la alguacil Stacy Williams, quien además agregó que “continuaremos protegiendo a nuestros ciudadanos y a los que viajan por nuestro condado".


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:PersecucionesGeorgiaAlabamaPolicía

Más contenido de tu interés