null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020 Atlanta

Georgia abre investigación penal sobre la llamada telefónica de Trump al secretario de estado

La fiscalía del condado Fulton, en Georgia, analizará la llamada telefónica que Donald Trump hizo al secretario de Estado, Brad Raffensperger, en la que le pidió que revirtiera la victoria de Joe Biden. El expresidente enfrenta otra investigación penal en Nueva York.
10 Feb 2021 – 12:59 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Los fiscales del condado de Fulton iniciaron una investigación criminal sobre los intentos del expresidente Donald J. Trump de anular los resultados electorales de Georgia, incluida una llamada telefónica que hizo al secretario de Estado Brad Raffensperger, en la que lo presionó para que "encontrara" suficientes votos para revertir la victoria de Joe Biden.

Fani Willis, la fiscal demócrata elegida recientemente en el condado de Fulton, envió una carta a varios funcionarios del gobierno estatal, incluido Raffensperger, para solicitar que conserven los documentos relacionados con “una investigación sobre intentos de influir en la administración de Georgia 2020 Eleccion general".

Aunque la carta no menciona a Trump por su nombre, está relacionada con su intervención en la elección de Georgia, según un funcionario estatal con conocimiento del asunto. Una copia de la carta fue obtenida por The New York Times.

"Esta investigación incluye, pero no se limita a, posibles violaciones de la ley de Georgia que prohíbe la solicitud de fraude electoral, la realización de declaraciones falsas a los organismos gubernamentales estatales y locales, la conspiración, el crimen organizado, la violación del juramento del cargo y cualquier participación en actos de violencia o amenazas relacionadas con la administración de las elecciones ”, dice la carta.

La carta también fue enviada a otros republicanos del estado: el gobernador Brian Kemp, el vicegobernador Geoff Duncan y el fiscal general Chris Carr.

La investigación se abre al mismo tiempo que Trump enfrenta un segundo juicio político en Washington, bajo cargos de "incitación a la insurrección" por alentar la turba que se tomó el Capitolio el 6 de enero. La violencia de ese día se dio tras las afirmaciones constants e infundadas del expresidente de que hubo fraude electoral, por lo cual perdió en Georgia, donde Biden lo superó por casi 12,000 votos.

Durante dos meses después de que Biden fuera declarado ganador, Trump atacó implacablemente a los funcionarios electorales en Georgia, incluidos Raffensperger y el gobernador republicano, Brian Kemp, alegando que no estaban haciendo lo suficiente para descubrir los casos de fraude electoral que podría cambiar el resultado.

La cuestionada llamada pidiendo "encontrar" votos

La oficina de Raffensperger también abrió una investigación separada sobre la llamada telefónica, informó NBC News a principios de esta semana. La oficina confirmó que había abierto la investigación después de recibir una denuncia sobre la conducta de Trump.

Durante la llamada telefónica del 2 de enero, Trump le dijo a Raffensperger: "Todo lo que quiero hacer es esto. Solo quiero encontrar 11,780 votos, que es uno más de los que tenemos. Porque ganamos el estado".

Georgia certificó la victoria de Biden dos veces después de las elecciones de noviembre. Biden durante una visita al estado para apoyar la campaña de los ahora senadores demócratas dijo "Siento que he ganado Georgia tres veces".

Además de la llamada telefónica Raffensperger, Trump también llamó al gobernador Brian Kemp a principios de diciembre y lo presionó para que convocara una sesión legislativa especial para anular su derrota electoral. Cuando inició la auditoria, Trump llamó a un investigador estatal y presionó al funcionario para que "encontrara el fraude", según fuentes que supieron de la conversación.

La investigación convierte a Georgia en el segundo estado después de Nueva York donde Trump enfrenta una investigación criminal y se da en una jurisdicción donde es poco probable que sean amables con el expresidente. El condado de Fulton abarca la mayor parte de Atlanta y apoyó abrumadoramente al presidente Biden en las elecciones de noviembre.

Biden fue el primer demócrata en ganar las elecciones presidenciales en Georgia desde 1992. Trump acusó al gobernador Brian Kemp y a Raffensperger, ambos republicanos, de no hacer lo suficiente para ayudarlo a revertir el resultado en las semanas posteriores a las elecciones.

Esto te puede interesar:

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés