null: nullpx
Arizona

"Es una vergüenza", dice abogado penalista sobre la reactivación de la cámara de gas en Arizona

El estado ha comprado materiales para producir gas de cianuro de hidrógeno, el mismo que se usó en algunas ejecuciones en Estados Unidos y que los nazis utilizaron para matar a 865,000 judíos en el campo de concentración de Auschwitz.
13 Jun 2021 – 12:01 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Las renovaciones a la cámara de gas de Arizona, en donde se llevó a cabo la última ejecución con gas letal del país hace más de dos décadas, han generado el rechazo de abogados y analistas políticos.

"Lo que Arizona está haciendo, tratando de usar el mismo químico que usaron los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial, es una vergüenza", dijo Ambrosio Rodríguez, abogado penalista. "Aunque la pena de muerte es legal en Arizona, el estado tiene el deber de a usar la pena de muerte para ejecutar a las personas de una manera humana sin tener que sufrir".

El estado ha comprado materiales para producir gas de cianuro de hidrógeno, que se usó en algunas ejecuciones en Estados Unidos y que los nazis utilizaron para matar a 865,000 judíos en el campo de concentración de Auschwitz.

La cámara de gas de Arizona, ubicada en la Prisión Estatal de Arizona Florence, se construyó en 1949 y está en desuso desde hace 22 años, pero recientemente ha sido "reformada" y está "operativamente lista", según documentos consultados por el diario británico The Guardian.

Los dos posibles candidatos para retomar la pena de muerte en el estado, en la cámara de gas, son Frank Atwood, de 65 años, condenado a muerte por matar a una niña 8 años, y Clarence Dixon, de 65 años, condenado por el asesinato en 1978 de una estudiante universitaria.

Esta renovación que se dio a conocer a finales del año pasado en la prisión en Florence, ubicada al sureste de Phoenix, ha sido blanco de críticas que señalan que es "una forma de castigo inhumano".

“Es una situación de cumplir la pena de muerte en una cámara de gas es triste y muy difícil, también tiene consecuencias debido a la mala ejecución practicada en 2014 en la que se usaron químicos inyectados en las venas pero esta persona no murió en un tiempo prudente y sufrió. Arizona no tiene un buen record de ejecuciones humanitarias”, comentó Carmen Cornejo, analista política en Arizona. “A esto le sumamos el costo público y social”

Cornejo se refiere a la última ejecución en Arizona en 2014, cuando se le administró una fallida inyección letal al reo Joseph Wood. Tras administrarle 15 dosis de una mezcla de drogas, Wood tardó casi dos horas en morir.

“Sin importar si apoyas o no la pena de muerte en general, hay un consenso en la sociedad estadounidense de que un gas creado como pesticida y usado para eliminar a judíos, no tiene lugar en la administración de justicia criminal”, escribió en un comunicado esta semana el Comité Judío Estadounidense.

Funcionarios de correccionales han negado a explicar por qué vuelven a usar la cámara de gas. Sin embargo, la medida se toma en un momento en que a los estados les resulta cada vez más difícil obtener los fármacos para inyecciones letales, ya que los productores se niegan a suministrarlos, según reportó AP.

Hay cuatro estados con leyes de cámara de gas vigentes

El mes pasado, Carolina del Sur aprobó una ley que obliga a los sentenciados a muerte a escoger entre la silla eléctrica o un pelotón de fusilamiento de reciente formación.

Arizona también ha batallado para encontrar proveedores de los fármacos, pero hace unos meses reveló que había recibido un embarque de pentobarbital.

Funcionarios de correccionales señalaron que requisitos legales y constitucionales permitieron que los condenados a muerte optaran por la cámara de gas si eran condenados por crímenes que ocurrieron antes de que Arizona adoptara la inyección letal en 1992.

En el estado hay 115 personas en espera de cumplir con su pena mortal.

Esto te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés