null: nullpx

Las supersticiones más comunes

¿Cuántas de ellas has escuchado o hasta has seguido tú mismo?
13 Jul 2021 – 11:21 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/23
Comparte
Las abuelitas siempre tienen a la mano alguna superstición o vieja creencia que se ha ido pasando de generación en generación y que nos contaban desde pequeñitos. ¿Has oído todas estas? Crédito: Shutterstock
2/23
Comparte
¿Quieres conseguir pareja rapidito? Simplemente tienes que poner una figura o estatua de San Antonio de cabeza. Crédito: Shutterstock
3/23
Comparte
En martes 13, ni te cases ni te embarques ni de tu casa te apartes.
Viene por ideas como que Judas era el treceavo en la mesa, y que el día martes implicaba mala fortuna tanto para griegos como para romanos, ya que se lo vinculaba con Ares y con Marte, dioses de la guerra. Shutterstock
4/23
Comparte
Jamás se deben barrer los pies de una mujer, porque significa que se quedará soltera por el resto de su vida... Crédito: Shutterstock
5/23
Comparte
Debes colocarle una pulserita roja a un bebé para que nadie le pase mala vibra o energía. Crédito: Shutterstock
6/23
Comparte
Si una mujer usa durante siete días la misma ropa interior que utilizó cuando tuvo acción con el hombre que le gusta, seguro el galán caerá rendido ante sus encantos, a tal punto que puede llegar a pedirle matrimonio. Crédito: Shutterstock
7/23
Comparte
El tan conocido, si rompes un espejo, significa que tendrás siete años de mala suerte. Crédito: Shutterstock
8/23
Comparte
Jamás debes dejar tu bolso en el piso, ya que se te va a perder todo tu dinero y quedarás pobre. Crédito: Shutterstock
9/23
Comparte
No debes cortarle el cabello a tu bebé antes de que cumpla el primer año, porque alguna tragedia o maldición caerá sobre su vida y la de toda la familia. Crédito: Shutterstock
10/23
Comparte
Si te zumban los oídos, no es porque tengas 'tinnitus', es porque alguien está hablando de ti - y puede que muuuy mal. Por eso, debes inmediatamente morderte la lengua. Crédito: Shutterstock
11/23
Comparte
Como el cántico infantil que dice que a alguien se le romperá la espalda, nunca pises una grieta en la calle, porque algo malo te va a pasar. Una vieja creencia asegura que una grieta así señala el límite entre el mundo conocido y el metafísico desconocido, así que puedes invitar a "fuerzas sobrenaturales" a invadirte. Crédito: Shutterstock
12/23
Comparte
Dos personas deben romper el "huesito de la fortuna" de un pollo, para ver a quién se le va a cumplir un deseo. Crédito: Shutterstock
13/23
Comparte
Nunca, nunca le regales zapatos a tu novio, porque los usará cuando te esté dejando por otra mujer. Crédito: Shutterstock
14/23
Comparte
No duermas con un gato, porque te deja estéril.
También se creía que si era una embarazada, podían pasarle alguna enfermedad al bebé o a la madre.
Crédito: Shutterstock
15/23
Comparte
Si se te cae algo al piso, ya lo chupó el diablo. Pero si se te cae un cuchillo tendrás la visita repentina de un hombre, y si se te cae el tenedor, de una mujer. Crédito: Shutterstock
16/23
Comparte
También, si no querías recibir visitas incómodas en tu casa, como la de los suegros o alguna amistad molesta, debes poner detrás de tu puerta una vieja escoba al revés. Shutterstock
17/23
Comparte
Si al brindar no miras directamente a los ojos de la otra persona, te esperan años de sexo terrible. Crédito: Shutterstock
18/23
Comparte
Si llevas una bellota en tu bolsillo, lucirás siempre joven. ¡Vamos por varias! Crédito: Shutterstock
19/23
Comparte
Jamás debes regalar guantes. Si lo haces, debes recibir algo a cambio, de lo contrario ambos tendrán mala suerte.
Crédito: Shutterstock
20/23
Comparte
El día de tu boda debes traer puesto algo viejo, algo prestado, algo nuevo y algo azul para que tengas un lindo y estable matrimonio. Crédito: iStock
21/23
Comparte
Una buena chica no viste de amarillo.
Supuestamente era considerado de mala suerte porque el azufre, que asociamos con el infierno, es de color amarillo.
Crédito: Shutterstock
22/23
Comparte
Toca madera, para evitar la mala suerte o que no te pase nada negativo.
Algunos creen que proviene de que la cruz de Jesús era de madera, entonces pedíamos su protección.
Crédito: Shutterstock
23/23
Comparte
Jamás le pases directamente el salero a alguien. Debes ponerlo otra vez en la mesa para que el otro la recoja. Y si la derramaste, debes tirar una pizca sobre tu hombro, o te irá pésimo en tu día. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés