null: nullpx
ViX

¿Recuerdas Fukushima, el Chernóbil japonés? Así es como se ha recuperado

Publicado 31 Jul 2018 – 05:23 PM EDT | Actualizado 23 Jul 2021 – 05:49 PM EDT
Comparte

En marzo de 2011 ocurrió en Japón un accidente nuclear que alcanzó los mismos niveles ambientales que el altercado de Chernóbil en 1986. El incidente tomó lugar en Okuma, en la prefectura Fukushima. Aquí, de 1966 hasta esa fecha, había funcionado con normalidad la primera planta nuclear japonesa administrada por Tokyo Electric Power Company (Tepco).

El pueblo de Okuma era famoso por ofrecer un alto nivel de vida a sus residentes, podía equipararse en recursos y oportunidades con los que ofrece Tokio, pero sin el bullicio de la gran ciudad. Varios testimonios recopilados a lo largo de los años, narran historias de personas que vivieron toda su infancia ahí y que fueron desplazados luego del desastre.

¿Cómo fue el accidente?


614px-fukushima_i_nuclear_accidents_diagram.svg_.png

El 11 de marzo de 2011 un sismo de magnitud 9 en la escala de Richter azotó Fukushima y las prefecturas aledañas. El terremoto a su vez provocó un devastador tsunami que elevó la marea hasta quince metros, destrozando a su paso hogares, negocios estaciones y los reactores de la Central Nuclear Fukushima I.

Los incendios y derrumbes en la planta provocaron que material radiactivo se filtrara al ambiente y aunque en el momento no se reportó fusión con el núcleo, después se confirmaría mediante fotografías tomadas por robots automatizados dentro de la planta, que este hecho fue inevitable y agravó la propagación de contaminantes químicos.

De esta forma se dio como resultado un aumento estratosférico en los niveles de radiación. El accidente fue calificado por la Escala Internacional de Accidentes Nucleares como tipo 7, constituyendo uno de los mayores desastres medioambientales de la historia contemporánea.

Fukushima en la actualidad


gettyimages-514294132.jpg

Días después del accidente nuclear y de confirmar el número de víctimas (19 mil muertos y 470 mil desplazados aproximadamente) las autoridades ordenaron la evacuación de un área de 370 kilómetros cuadrados.

Después de 8 años del desastre, el ritmo en la región se va recuperando poco a poco. De hecho los turistas ya pueden visitar el lugar (si se atreven y encuentran un guía especializado con su respectivo radar de radiación).

El ambiente aún es lúgubre en general: miles de hogares abandonados, algunos restos de escombros, rastros de pertenencias enterradas y cientos de máquinas de refrescos aún con mercancía dentro de ellas.

Por otra parte el laborioso rigor japonés obliga a los habitantes a seguir adelante: algunos han empezado a administrar pequeños negocios de comida y otros intentan cultivar y vender legumbres luego de obtener permiso del gobierno japonés. Por si fuera poco, en julio de este año, se abrió por primera vez al público una de las playas cercanas a la planta nuclear.

Si en el mediano plazo te animas a visitar Okuma verás todavía a cientos de trabajadores de la Central nuclear Fukushima I, siguen ahí para limpiar los restos de contaminantes en la planta y el ambiente en general.

La Central Nuclear Fukushima II —empresa hermana de la planta nuclear afectada— continúa con operaciones normales en el distrito de Futaba a más de 176 mil kilómetros de la zona afectada. Ha operado sin interrupciones desde 1982.

Además de la reconstrucción física y social, el pueblo japonés continúa dedicando rituales de conmemoración anual —mayoritariamente sintoístas — a las víctimas del accidente nuclear.

Ve también:

Comparte