null: nullpx
ViX

¿No llega el Internet a toda tu casa? Necesitas un repetidor de WiFi

Publicado 18 Nov 2020 – 06:21 PM EST | Actualizado 18 Nov 2020 – 06:21 PM EST
Comparte

Los repetidores de wifi son una herramienta útil cuando el I nternet del módem no llega a todos los rincones de una casa: te decimos cómo utilizarlo.

A veces no importa que el paquete de internet contratado ofrezca una velocidad alta de conexión, si el WiFi no llega a toda la casa y los dispositivos presentan problemas de conexión en cuartos alejados del módem.

Algunos módems tienen dos canales de conexión, uno con menos velocidad que el otro, pero que asegura conexión en cualquier espacio.

No es el caso de todas las compañías de internet y a veces hay conexión intermitente o no llega a todas las habitaciones. El problema ocurre especialmente en casas grandes con cuartos alejados del módem.

Las dificultades de conexión se pueden arreglar con un repetidor de WiFi, un dispositivo diseñado para ampliar y mejorar la señal de internet de los hogares.

Los repetidores tienen como objetivo mejorar la conexión sin necesidad de utilizar un cable de red, ya que funcionan como un puente entre la fuente principal de internet (el módem) y los dispositivos alejados de ella.

Antes de comprar un repetidor, es importante corroborar que el dispositivo elegido tenga soporte WPS, que es el sistema de seguridad de la mayoría de módems actuales. De esta manera, el repetidor de WiFi se conectará y ampliará la señal de manera segura.

Casi todos los modelos de repetidores funcionan de la misma manera: hay que conectarlos a la corriente eléctrica cerca del módem y se encenderá un luz LED que indica que el dispositivo funciona.

Una vez conectado, hay que presionar el botón WPS en el módem y el encendido del nuevo dispositivo durante el menos 10 segundos al mismo tiempo.

Dependiendo del modelo de repetidor, se emitirá una señal que indica que ya está vinculado a la conexión. Usualmente se trata de un parpadeo en la luz.

Ya que el repetidor identificó la señal de Internet que debe repetir, se puede desconectar y cambiar al lugar donde no llega el WiFi.

Para que el repetidor funcione correctamente, hay que asegurarse de que esté en un punto medio estratégico. Es decir, que no esté en un conector muy escondido o en un lugar igual de alejado que el módem.

La mayoría de dispositivos de repetición funcionan con la misma señal, por lo que no hay que introducir una nueva contraseña; sin embargo, hay algunas excepciones que crean su propia red y hay que conectar los dispositivos a esa señal.

En caso de que el módem no tenga WPS, se debe configurar el repetidor a través de un celular de manera manual.

El repetidor abrirá una nueva a red a la cual hay que conectar el dispositivo. Después hay que abrir una ventana del navegador y la señal del repetidor pedirá la contraseña del módem base; hay que ingresarla y el repetidor se configurará de manera automática.

Hay otros modelos que funcionan con su propia app, pero todo depende de la marca que se elija antes de comprar un repetidor.

No te pierdas:

Comparte