null: nullpx
Consejos de Limpieza

5 lugares engañosos donde el moho puede esconderse en tu hogar

Publicado 28 Sep 2014 – 10:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Comparte

Ya sabes que el moho no solo puede arruinar artículos de tu hogar, sino además ser peligroso para tu salud, ya que puede causar problemas como picazón en los ojos, tos, alergia o cosas peores.

Pero si bien es posible que ya conozcas los lugares obvios donde puede crecer, como los sótanos húmedos, la cortina de la ducha y otros lugares expuestos a un exceso de agua con poca ventilación y sin luz solar directa, hay algunos lugares que la mayoría a menudo pasar por alto hasta que el moho se convierte en un problema serio.

Pero con un poco de mantenimiento serás capaz de mantener alejado el moho de estos lugares sorprendentes.

#1 El cajón del detergente de la lavadora

Oscuro y húmedo son los dos factores necesarios para que crezca el moho. Para evitar que el moho crezca en el cajón del detergente, déjalo abierto después de cada lavado, para que pueda secarse.

#2 El interior de la chimenea

Las oxidadas tapas de la chimenea pueden dejar entrar la lluvia y la nieve, fomentando la formación y acumulación de moho dentro de las grietas de ladrillo. Para evitar el moho en la chimenea es posible que desees considerar contratar a un deshollinador para dar una limpieza a fondo una vez al año, lo que no solo la mantendrá libre de moho, sino también funcionando eficientemente.

#3 En los marcos de las ventanas y gabinetes del fregadero

Donde hay una ventana que gotea o una tubería con fugas, con el tiempo habrá moho. No tomes las fugas alrededor de las ventanas y puertas, o las de debajo del fregadero, a la ligera: el moho puede surgir antes de lo que piensas.

Para deshacerte del moho en marcos de ventanas y gabinetes del fregadero, primero abre las ventanas y ponte gafas de trabajo, guantes y una máscara contra el polvo, y cubre el piso con una lona. Luego frota el área con un cepillo de nylon y una mezcla de una parte de cloro y tres partes de agua caliente, y deja reposar durante 15 minutos antes de enjuagar con agua limpia. Seca bien con un ventilador antes de cerrar la ventana.

#4 Platos

¿Alguna vez guardaste los platos mientras están todavía un poco húmedos? Ten en cuenta que esto podría crear el caldo de cultivo perfecto para la formación de moho, especialmente si no estás usando esos platos con regularidad.

Si ves los platos mohosos en tu gabinete, colócalos en el lavavajillas y limpia los gabinetes con un paño empapado en vinagre. Y la próxima vez asegúrate de que los platos están completamente secos antes de guardarlos.

#5 Asientos de cuero del coche

Si estacionas tu coche en un garaje húmedo, recuerda que al moho le gusta crecer en el cuero. Evita esta costosa limpieza asegurándote que tu garaje tiene suficiente flujo de aire. Porque cuando un garaje o el sótano se siente frío y húmedo, es probable que haya un problema de moho en algún momento. Para evitar esto, puedes instalar la ventilación adecuada de inmediato.

Si revisas regularmente estos sitios engañosos donde suele crecer el moho, te evitarás un problema molesto y potencialmente peligroso antes de que se extienda. 

Comparte