Serena Williams acusa a árbitro de sexista y tiene argumentos para hacerlo, explicamos por qué

La tenista, a quien este domingo le fue impuesta una multa de $17,000, está denunciando que existe un doble estándar en el deporte: que los hombres y las mujeres no son tratados de la misma manera. Innumerables ejemplos citados por expertos en el tema demuestran que es así.
9 Sep 2018 – 4:25 PM EDT

Serena Williams protagonizó un episodio que está demostrando que los hombres y las mujeres aún no son tratados de la misma forma en muchos escenarios, incluyendo el del deporte. Durante el partido final del Abierto de Estados Unidos (US Open), la reconocida tenista fue penalizada en tres ocasiones y está generando revuelo por haber acusado al árbitro Carlos Ramos de haber mostrado una conducta sexista con sus decisiones.

Todo ocurrió poco antes de que la jugadora japonesa-haitiana Naomi Osaka se impusiera 6-2, 6-4 y ganara su primer Grand Slam, poniendo fin a las esperanzas de Williams, la favorita del encuentro, quien hace un año luchaba por su vida e intentaba superar las complicaciones que le ocasionó el parto de su hija.

Lo primero que hizo Ramos fue penalizar a Williams por 'coaching'; es decir, en su opinión la tenista captó la seña que su entrenador Patrick Mouratoglou le hizo. Pero ella asegura que no fue así; incluso Mouratoglou ha negado el señalamiento: "Sí que le hice una seña, pero Serena no me vio, por eso no entendió por qué estaba siendo penalizada, pero sí, yo intenté entrenarla como lo hace el 100% de los entrenadores en el 100% de los juegos todo el año". A lo que Serena añadió indignada: "Jamás he hecho trampa".


Luego le impuso dos penalidades más. Una por estrellar su raqueta con el suelo, seguida de otra por abuso verbal después de que confrontó al árbitro. "Me robaste un punto, eres un ladrón", le dijo Williams a Ramos antes que de que volviera a castigarla.

"He visto a otros hombres llamar a los árbitros otras muchas cosas y estoy aquí peleando por los derechos de la mujer y por la igualdad de género y por tantas cosas y que porque dije 'ladrón', claro que me hace pensar que fue un asunto sexista. Nunca le hubiese arrebatado el juego a un hombre por decirle ladrón", fueron las palabras de Serena Williams durante la conferencia de prensa después del partido.

No es la única que está llamando la atención sobre el asunto. La veterana tenista Billie Jean King –quien justamente compartió sus encuentros cercanos con el sexismo en la película 'The Battle of the Sexes'– escribió el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: “ Cuando una mujer muestra sus emociones, está 'histérica' y es penalizada por ello. Cuando un hombre hace lo mismo, 'es honesto y franco' y no hay repercusiones. Gracias, @serenawilliams, por destacar que hay un doble estándar. Se necesitan más voces que hagan lo mismo”.


Mismas conductas, distintas percepciones

Para Christine Brennan, analista de deportes de CNN, los enfrentamientos entre Williams y el árbitro demuestran que las mujeres no reciben el mismo trato en el mundo del tenis.

"Sabemos que hay bastante historia en esto. Piensen en John McEnroe, piensen en Ilie Nastase, Jimmy Connors, Andre Agassi. Todos estos hombres reprendieron a los árbitros, fueron casos muy sonados. Se han hecho comerciales. McEnroe ha dicho sus “Usted no puede estar siendo serio" y muchas otras diatribas. Ninguno de ellos recibió una penalidad. ¿Le habría (el árbitro) hecho lo mismo a un hombre? La historia ha dicho que no. No habría hecho eso con un hombre".

Con ella concuerda Zerlina Maxwell, directora de programación en SiriusXM y analista política de MSNBC: "Llevo viendo tenis toda mi vida y nunca había visto algo como lo que le pasó a Serena Williams. El árbitro simplemente se sintió ofendido porque lo llamó ladrón y porque una mujer se atrevió a exigirle una disculpa. Como mujer negra que soy, me he sentido en esa situación: él simplemente sintió que una mujer no podía hablarle en ese tono", dijo Maxwell durante el programa AM Joy con la periodista Joy Reid este domingo.


El columnista Kurt Bardella, autor de un texto publicado este domingo por el diario USA Today titulado “El sexismo descarado le costó el título de tenis a Serena Williams, los hombres son celebrados por cosas mucho peores”, asegura que los atletas masculinos obtienen puntos cada vez que muestran su pasión, su intensidad y su espíritu competitivo y maldicen, gritan, se burlan y hacen gestos. “Serena Williams no hizo nada de eso, pero perdió un título histórico de tenis”, escribe.

En la misma pieza Bardella agrega que Williams realizó su reclamo de manera clara sin insultos, "sin perder el control ni la compostura ni una sola vez. Nada de lo que dijo es objetable. Lo que pasó es ridículo". çç

A pesar de ello, muchos han reportado el incidente como si Serena Williams hubiese perdido el control, algo que no pasó: "Simplemente estaba molesta", dijeron en el programa AM Joy.

Solidaria hasta el final

"Lo que hubiese sido un increíble momento para dos mujeres de color fue arruinado por un hombre, eso mismo pasa todos los días en Estados Unidos", agregó Maxwell este domingo en el programa AM Joy con Joy Reid. "Por eso nos piden siempre sonreír, porque hay un doble estándar para las mujeres, siempre debemos lucir como damas incluso si estamos en terrenos rudos y del deporte. A mí me han llamado hostil cuando ni siquiera he alzado mi voz. En 2018 tenemos que hablar de ello tal y como lo ha hecho Serena".


Todo el episodio empañó la victoria para la joven Osaka, quien confesó ser una gran fanática de Williams, y recibió el título en medio del llanto. Aún así, Serena destacó sus cualidades, y pidió a los presentes que ya dejaran de abuchear y la aplaudieran: "Ella jugó bien y este es su primer Grand Slam. Hagamos de este momento lo mejor que podamos. Lo superaremos. Démosle el crédito que merece cada quien. Seamos positivos. No gritemos más boo. Felicidades, Naomi!".

"Para mí siempre fue un sueño jugar contra Serena en las finales del US Open. Estoy muy contenta de que pude hacerlo", dijo Naomi Osaka al recibir su trofeo y luego agregó, haciendo una reverencia hacia su contrincante: "Estoy muy agradecida de que pude jugar contigo".

Momentos después, durante la rueda de prensa, la ahora campeona de Grand Slam habló un poco más del asunto: "Todos sabemos lo mucho que ella quería su título de Grand Slam número 24. Todos lo sabíamos, está en los comerciales, en todas partes. Cuando entré a la cancha, pensé: 'No soy una fanática de Serena, solo soy una jugadora de tenis jugando contra otra jugadora de tenis. Pero cuando la abracé en la red, me sentí como una niña pequeña otra vez".

En fotos: Naomi Osaka y su celebración agridulce en la final del US Open

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Igualdad de género
Publicidad