Sarah Sanders pide llamar al NYT para quejarse por el artículo anónimo, pero su plan sale al revés

Varios de los periodistas del diario The New York Times han compartido historias de personas que los han llamado a felicitarlos por la publicación del explosivo artículo anónimo de esta semana. Esto ocurre luego de que la secretaria de prensa de la Casa Blanca publicara un número telefónico al que pidió llamar para exigir la identidad del autor "cobarde y perdedor" del op-ed.

8 Sep 2018 – 3:13 PM EDT

El plan no salió como quería. Cuando la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, publicó el viernes un mensaje en su cuenta de Twitter que incluía un número de teléfono del diario The New York Times para que la gente llamara y expresara su indignación, no sabía que la mayoría de las personas harían exactamente lo contrario.

Días antes el periódico había tomado la arriesgada decisión de publicar un artículo de opinión sin firma, señalando solo que el autor es un alto funcionario del gobierno de Donald Trump. El pedido de Sanders confirma algo que ya se sabía: que el texto –cuya publicación coincide con el libro de Bob Woodward, titulado 'Fear' (Miedo)– ha sacudido los centros de poder de Washington.

Las especulaciones sobre quién escribió el texto continúan: se ha dicho que podría ser el vicepresidente Mike Pence, la embajadora en Naciones Unidas, Nikki Haley, o incluso Melania Trump. Pero su nombre solo lo conocen algunos editores de la sección de Opinión del periódico, que está separada de la redacción de noticias y no depende del director sino del editor de la publicación, en este caso, Jim Dao.

Para Dao, que defiende el interés público del artículo, lo más importante es preservar la identidad de esa fuente, a la que ya han descrito como la "Garganta profunda" (Deep Throat) de Trump, en referencia al caso Watergate que provocó la salida de Richard Nixon.

"Para todos los que se preguntan por la identidad del cobarde anónimo:", escribió Sanders, acompañando esta frase de un mensaje en el que incluía el número de teléfono del periódico y aseguraba que la reputación de miles de estadounidenses está siendo "destrozada de forma negligente" debido a la "obsesión salvaje de los medios con la identidad del cobarde anónimo".


Horas después de publicado el tuit, sí que hubo gente que decidió marcar el número. Pero no precisamente para lo que Sanders sugirió, sino para defender la libertad de prensa y agradecer al diario por haber tomado la decisión de publicar el artículo.

Periodistas, como Dan Barry, compartieron mensajes como estos: "Hola, señor Barry. Mi nombre es Emily. No estoy llamando para quejarme, estoy llamando para decirles que continúen con el buen trabajo. No dejen que lo que pasa en la Casa Blanca y otras negatividades les afecte. También quiero decirles cuánto valor tiene lo que están haciendo... sigan haciéndolo, tienen mucha gente que los apoya allá afuera. Los amamos".


No fue el único que recibió mensajes positivos.

El periodista Kenneth Vogel también compartió otro audio en el que se escucha: "Hola, Ken. Ni siquiera te conozco, estoy llamando desde California. Este es el número que publicó Sarah Sanders, yo solo quiero agradecerte un millón de veces. Este es el momento en el que me he sentido más esperanzada sobre nuestro gobierno en mucho tiempo. Gracias por publicar ese artículo ayer, buen trabajo, estoy muy agradecida, gracias, gracias. Sigan haciendo un buen trabajo, les daremos todo el apoyo que podamos".

Y luego, antes de colgar, aclaró: "Sé que se suponía que debía llamar para quejarme, pero esto no es una queja, esto es un agradecimento".

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad