Nuevo reglamento sobre 'carga pública' amenaza con negar la residencia y la ciudadanía a miles de inmigrantes en EEUU

El gobierno de Trump busca implementar un mecanismo basado en méritos similar al contenido en su plan de reforma migratoria. Los nuevos requisitos tendrán en cuenta la edad, estado de salud, sueldo, estado financiero y educación del inmigrante. Temen que las solicitudes de personas de muy bajos ingresos sean rechazadas.
7 Sep 2018 – 3:41 PM EDT

La nueva definición del concepto de 'carga pública' amenaza con dejar a miles de inmigrantes sin posibilidades de convertirse en residentes legales permanentes o ciudadanos estadounidenses, revela un informe elaborado por abogados del Catholic Legal Immigration Network, Inc (CLINIC) al que tuvo acceso Univision Noticias.

El documento señala que un borrador de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) propondrá en breve “cambios radicales” a la definición de carga pública, cambios que alterarán la forma en que los funcionarios de la agencia federal “seleccionan” a los solicitantes de residencia (green card) y determinan su inadmisibilidad debido al riesgo que puedan convertirse en una carga pública para el gobierno.

En lugar de centrarse en los ingresos del patrocinador solicitante, como lo indica la declaración jurada de apoyo vigente, “la USCIS se centrará en el solicitante de ajuste de estado y cualquier miembro de la familia dependiente”, advierte CLINIC.

Agrega que el nuevo reglamento exigirá que los agentes de inmigración “examinen los ingresos actuales y estimados del inmigrante, su historial laboral, las habilidades laborales, el estado de salud, los bienes y cualquier historial familiar de recibo de beneficios públicos”.

El nuevo reglamento también afectará a los solicitantes de visas para entrar y permanecer en Estados Unidos.


Los principales cambios

El reporte señala que la nueva regla que será propuesta por la USCIS ampliará sustancialmente el término, y un solicitante de visa, residencia o ciudadanía “sería declarado inadmisible” si "es probable que en algún momento use o reciba uno o más beneficios públicos".

“También hace responsable al inmigrante por los beneficios públicos recibidos por los hijos menores de edad u otras personas dependientes que puedan haber tenido legalmente derecho e incluso animado a recibir” las ayudas públicas.

También afectará negativamente si el solicitante, o un familiar dependiente, en los últimos tres años recibió uno de los siguientes beneficios no monetarios:


  • Seguro de salud subsidiado bajo la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio
  • Medicaid (servicios que no son de emergencia)
  • Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, anteriormente conocidos como cupones o estampillas de alimentos)
  • Programa Estatal de Seguro de Salud Infantil (CHIP o SCHIP)
  • Programa especial de nutrición suplementaria para mujeres, bebés y niños (WIC)
  • Asistencia para la vivienda
  • Beneficios energéticos
  • Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (cuando excede la obligación tributaria)

Más requisitos

Tomando como marco de referencia la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), los criterios actuales para el otorgamiento de un beneficio tal como la residencia o la ciudadanía, entre otros factores, incluyen:


  • Edad del inmigrante
  • Estado de salud
  • Estado familiar
  • Activos, recursos y estado financiero del inmigrante
  • Educación y habilidades.

“Después de la implementación de la declaración jurada de los requisitos de apoyo, que es el sexto factor, la USCIS y el Departamento de Estado se concentran en los ingresos y la capacidad del patrocinador para apoyar al solicitante”, indica CLINIC.
CLINIC advierte que la nueva regla propuesta por la USCIS recomienda capturar información adicional y documentación de respaldo para elaborar un perfil en base al:


  • Historial laboral
  • Educación y capacitación
  • Ingresos actuales y anteriores
  • Cualquier oferta de empleo
  • Condiciones de salud que afecten la empleabilidad del inmigrante
  • Inscripción en un seguro de salud no subsidiado
  • Activos y/o recursos adicionales


Factores negativos

El documento también previene sobre diversos factores que pueden afectar el curso de una solicitud de beneficio migratorio.


  • Tiene edad para trabajar
  • Está autorizado para trabajar, pero actualmente está desempleado
  • No tiene historial de empleo o perspectivas razonables de empleo futuro
  • Actualmente recibe beneficios públicos
  • Ha recibido beneficios públicos durante más de seis meses durante los últimos tres años
  • Tiene una condición médica costosa y no tiene seguro de salud no subsidiado u otros medios aparentes para pagar los costos del tratamiento
  • Tiene un cónyuge o padre que es el principal beneficiario y que ha sido declarado inadmisible en base a una carga pública

Factores positivos


  • Es una persona sana en edad de empleo con activos financieros, recursos y apoyo de al menos el 250% de las Pautas Federales de Pobreza
  • Está autorizado a trabajar, tiene un empleo remunerado y tiene un ingreso de al menos el 250% de la pobreza.

Bono de cargo público

CLINIC señala además que el nuevo reglamento activará el denominado “bono de cargo público”, al que podrán acceder aquellos solicitantes que sean rechazados por un funcionario consular debido a una carga pública o que USCIS puede determinar que se convertirá en una carga público.

“Se les puede ofrecer la oportunidad de enviar un bono de carga pública de al menos $10,000”, indica. Y detalla que “el bono puede cancelarse solo después de la muerte del inmigrante, la partida permanente del país o cuando se conviertas en ciudadano estadounidense”.

“Se considerará una violación de la fianza si el inmigrante recibe cualquiera de los programas de efectivo (SSI, TANF o asistencia general del estado) o no monetarios identificados anteriormente”, advierte la nueva regla.


Los no inmigrantes

En cuanto a los requisitos para los no inmigrantes, la nueva regla establece que quienes “soliciten un cambio de estado o una extensión de la estadía, también estarán sujetos al nuevo estándar de carga pública”.

“Como parte del proceso de solicitud y adjudicación, deberán demostrar que no están recibiendo ni que probablemente recibirán beneficios públicos”, añade.

El documento indica que, en algunos casos, ciertos residentes legales permanentes podrían quedar potencialmente expuestos a ser deportados de Estados Unidos”, pero que este tema está todavía en conversaciones con el Departamento de Justicia.

“No está claro en este momento cómo la agencia tiene la intención de cambiar el estándar actual y las protecciones”, señala CLINIC. Y advierte que el impacto de la regla propuesta por la USCIS “tendrá un severo impacto en las comunidades de inmigrantes de bajos ingresos”, entre ellos casi la mayoría de los clientes de la agencia de servicios legales migratorios de la Iglesia Católica estadounidense.

“Aumentará las barreras al estatus legal para inmigrantes de bajos ingresos haciendo la aprobación de beneficios mucho más difícil para aquellos que tienen un historial de empleo irregular, son de bajos ingresos o subempleados, jubilados, discapacitados o que sufren de una condición médica que afecta su empleabilidad”, indica el reporte.

“Cambio severo”

De implementarse el nuevo reglamento, provocará un “cambio severo” en la comunidad inmigrante, dijo a Univision Noticias José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida, dijo que “antes de que entre en vigor, la nueva regla deberá ser publicada en el Registro Federal (diario oficial estadounidense) y otorgar 60 días de plazo para el comentario público”.

CLINIC dice que la nueva norma “disuadirá a los padres de obtener para sus hijos estadounidenses beneficios para los cuales califican por temor a que no puedan regularizar su propio estatus migratorio en el futuro”.

“Este intento de dirigirse específicamente a los más vulnerables dentro de la comunidad inmigrante crearía una clase de inmigrantes que son demasiado pobres para obtener el estatus de residente permanente, y que carecen de acceso a los medios por los cuales podrían mejorar su bienestar y prosperidad”, precisa el estudio.

CLINIC dijo que lanzará una campaña nacional para combatir esta regulación “inicialmente alentando al público a enviar tantos comentarios como sea posible durante el período de comentarios públicos” en el Registro Federal.

“La cantidad de comentarios distintos que reciba la agencia y sus argumentos pueden tener un impacto en el contenido de la regla final que se redacte”, indicó.

El USCIS no hizo comentarios respecto sobre cuándo se publicará el nuevo reglamento. Refirió las preguntas al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El informe de CLINIC sobre la nueva regla que define el concepto de carga pública está siendo debatido y evaluado en un panel organizado por Catholic Charities al que también asisten abogados la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

Así quedan en evidencia figuras públicas antiinmigrantes tras las reveladoras historias de sus familiares (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés