Actividad de Pandillas

"Te voy a enseñar qué es una Mara": los ataques en el nuevo territorio de la pandilla MS-13 en California

A punta de tiros, navajazos y golpizas, unos 200 pandilleros de la Mara Salvatrucha se apropiaron de una pequeña localidad dedicada a la actividad agrícola en el norte de California. Financiados por la venta de droga, que les proveían sus cómplices en Los Ángeles, los mareros lograron desplazar a sus rivales.
8 Sep 2018 – 2:20 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Un adolescente que vestía camiseta blanca, shorts y calcetines blancos que le llegaban hasta sus rodillas caminaba al lado de una joven cerca de la primaria Washington en la ciudad agrícola de Mendota, en el norte de California, durante la tarde del 14 de mayo de este año. De pronto, un Acura blanco se le acercó a baja velocidad y un hombre se asomó por la ventana para gritarle: "¡MS-13!" y "¡Mara Salvatrucha!". El menor trató de evadirlos, pero ya era demasiado tarde.

El joven, identificado con las iniciales 'H.L.', le pidió a la muchacha que iba con él que se fuera. Denis Barrera Palma, uno de los jefes de la pandilla en Mendota, dirigió el ataque cuestionándole al joven "¿Qué estás rifando?" (¿Cuál es tu banda?) y luego le dijo: "Esta es la Mara, la Mara por vida" y "Tú no eres mierda aquí, te voy a enseñar qué es una Mara".

Parte de una acusación federal contra 25 integrantes de la MS-13, derivada de una investigación que durante tres años realizaron múltiples agencias policiales, alega que Denis y dos cómplices, Ever Membreno, alias 'Canecho', y Edgar Torres Amador, golpearon a su víctima y en algún punto le dieron hasta con una pipa metálica parecida al tubo de escape de un vehículo. El ataque fue "para mantener y subir de rango en la MS-13", según los fiscales.


Al ser interrogado por la Policía, el adolescente afirmó que mientras recibía la paliza "sentía que iba a morir". Los impactos de la barra de metal los recibió en los brazos, con los cuales se cubrió la cabeza. El muchacho, a quien las autoridades identifican como integrante de la pandilla 'Bulldogs' y cuya familia es originaria de El Salvador, escuchó que uno de sus atacantes gritó al alejarse y dejarlo bañado en sangre: "¡Puro Mara!".

Los detectives ubicaron a los sospechosos a través de videos de vigilancia, mostrando a testigos las fotos de los agresores y también hurgando en las conversaciones privadas en Facebook de los acusados.

Cuando este ataque ocurrió, las autoridades ya llevaban dos años tras la pista de dos clicas de la MS-13 en su más nuevo territorio, la localidad de Mendota, dedicada primordialmente a la agricultura y hogar de unos 10,000 habitantes.

En ese diminuto lugar operan unos 200 mareros y es un sitio estratégico porque se encuentra entre Los Ángeles y Oakland, las ciudades más importantes de California en las que la MS-13 tiene presencia, según el Sheriff del condado de Fresno.

Documentos judiciales alegan que la pandilla es responsable de más de 14 homicidios registrados en esa localidad desde 2015.

El operativo llamado 'Infierno Azul' buscaba desmantelar las operaciones de tráfico de droga y otras actividades criminales de la banda, incluyendo asesinatos, ataques violentos y secuestros. Su blanco principal eran los 'Bulldogs', un grupo formado igualmente por hijos de migrantes centroamericanos.


"Esta investigación tuvo un fuerte impacto no solo en el condado de Fresno, sino en todo el estado y el país, ya que pudimos proporcionar información y guiar a las agencias del orden en Los Ángeles, Nevada, Texas, Nueva York y otros lugares para prevenir y resolver delitos graves, incluido asesinato", dijo el fiscal federal McGregor W. Scott sobre esta operación.

"Las empresas criminales como la MS-13 no serán toleradas en ninguna de nuestras ciudades, sin importar cuán pequeña sea", agregó.

Espiaron sus cuentas de Facebook

Los sospechosos son parte de las clicas 'Vatos Locos Salvatruchos' y 'Park View Locos Salvatruchos', las cuales recibían instrucciones de mareros de mayor rango en Santa María, Oakland y Los Ángeles, donde nació la banda en la década de 1980.

Para controlar Mendota, cuya extensión es de menos de tres millas cuadradas, los miembros de la MS-13 solían recorrer la pequeña localidad en sus autos y a pie. Tras varios operativos, la Policía les confiscó siete pistolas, 56 cuchillos y 10 machetes, además de celulares y droga.

Las autoridades los describen como "muy agresivos" y destacan crímenes como cuando atacaron con un tubo a un joven el 14 de mayo. Sus conversaciones posteriores en Facebook delataron a otros involucrados que las autoridades ya tenían en la mirilla.

"Dile a esos 'locos' que tengan cuidado porque escuché que los pinches policías tiene un video", advirtió en una conversación en esa red social Edgar Torres Amador, uno de los atacantes que fue arrestado por ese caso y quien había salido libre tras pagar una fianza de 10,000 dólares. Quien recibió el mensaje, Ever Membreno, alias 'Canecho', otro involucrado, se echó de cabeza al preguntar: "¿Dijeron algo sobre mí?".

En otra conversación interceptada los pandilleros hablaron sobre intimidar a la víctima y a sus familiares. Una de sus preocupaciones era que el muchacho agredido se presentara en la corte para testificar contra sus atacantes. "Hablé con un pariente del tipo y ellos me dijeron que iban a detener ese problema", dijo Denis Barrera, el principal agresor y líder de la banda.

Documentos judiciales indican que la investigación incluyó el registro de más de 50 cuentas de Facebook, así como escuchas telefónicas y la colaboración de un infiltrado. Esas acciones fueron aprobadas por un juez.


En la acusación se enlistan otros crímenes de los mareros de Mendota: el asesinato a balazos de una mujer el 1 de diciembre de 2016, el secuestro y homicidio de un hombre en Fresno el 18 de diciembre de 2017 y el apuñalamiento por la espalda contra un pandillero de los 'Bulldogs' el 12 de agosto.

"Las organizaciones criminales globales como la MS-13 infunden miedo en nuestras comunidades en Estados Unidos al cometer crímenes violentos y a menudo brutales", dijo Ryan L. Spradlin, agente especial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en el norte de California y Nevada.


El narcotráfico 'colectivo' de la Mara

Esa misma investigación asegura que entre mayo de 2017 y agosto de 2018, 16 miembros de la MS-13 también participaron en una conspiración de narcotráfico en los condados de Fresno y Los Ángeles. Los acusados obtuvieron y vendieron drogas, y usaron las ganancias en beneficio de otras actividades criminales de la banda.

Múltiples conversaciones interceptadas por las autoridades revelan que la pandilla veía como una ganancia colectiva todo lo que obtenía por la distribución de narcóticos y que esta era administrada por los líderes. Parte de ese dinero fue depositado en las cuentas de pandilleros que estaban en prisión.

Tratando de evadir a las autoridades, los mareros usaban lenguaje codificado para referirse a las transacciones de narcóticos.

Por ejemplo, a la marihuana le llamaban 'toques', 'tamo' y 'Gucci'; para referirse a la cocaína decían 'candy' y 'soda'; y para hablar de una libra de narcóticos decían 'libreta'.

Para entender el significado de estas palabras, los detectives tuvieron que comunicarse con policías salvadoreños.

Los cargamentos eran adquiridos en Los Ángeles y no involucraron compras mayores de 2,600 dólares. Pero en las calles las ventas eran de unos cuantos cientos de dólares y a veces de cantidades tan bajas como $20, de acuerdo a sus charlas en las redes sociales. Sus clientes les compraban en las calles, parques y negocios, como lavanderías.

Las pláticas espiadas por los policías también dejaron en evidencia la vida privada y el lado más vulnerable de los pandilleros.

Uno de los acusados, José Navarrete Méndez, alias 'Wilson', le avisó el 8 de julio a su pareja, quien en Facebook usaba el nombre de 'Maria Bonilla', que se dirigía a Los Ángeles para comprar droga.

"Vamos en camino, espero que todo salga bien. Reza para que tenga un buen viaje", le dijo 'Wilson' a la joven. "Cuídate, aunque sabes que no me gusta lo que estás haciendo", expresó ella.

Mira también:

En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería
Publicidad