Inmigración

Atlanta rompe su relación con ICE para no "ser cómplice de las políticas de inmigración inhumanas" de Trump

La alcaldesa Keisha Lance Bottoms indicó que no aceptará más órdenes de detención ('detainers') solicitadas por la agencia migratoria para que Atlanta sea una ciudad "de bienvenida e inclusiva". Además, indicó que será así hasta que haya una reforma migratoria integral.
7 Sep 2018 – 10:47 AM EDT

La alcaldía de Atlanta anunció que no aceptará más órdenes de detención ('detainers') solicitadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y que todos los detenidos por su estatus migratorio deberán ser transferidos a otras cárceles lo antes posible.

Los 'detainers' son solicitudes enviadas por el gobierno para que las autoridades locales mantengan detenidos en sus cárceles a individuos que ya cumplieron sus penas para poderlos deportar.

"Conforme trabajamos para alcanzar nuestra visión de una Atlanta de bienvenida e inclusiva, con igualdad de oportunidades para todos, es indefendible para nuestra ciudad ser cómplice de las políticas de inmigración inhumanas que han llevado a la separación de cientos de familias en la frontera del sur de Estados Unidos", señaló la alcaldesa demócrata Keisha Lance Bottoms, en conferencia de prensa tras anunciar la medida.

Tras reunirse con activistas proinmigrantes, con representantes de ICE y del Departamento de Centros Penitenciarios de la ciudad, la alcaldesa decidió no proceder a la detención de individuos requeridos por ICE de forma permanente.


Ayuda a las familias reunificadas

Lance Bottoms además anunció que estableció una alianza con Uber, Catholic Charities y Lutheran Family Services para brindar transporte y alimentación gratuitos a familias reunificadas en Atlanta tras ser separadas en la frontera.

La alcaldesa explora la posibilidad de vender la cárcel de Atlanta, debido al reducido número de detenidos que alberga actualmente, el cual asciende a 121. Entre estos se encuentran 5 inmigrantes indocumentados.

En junio pasado, Lance Bottoms firmó una orden ejecutiva para prohibir a la prisión de la ciudad aceptar peticiones de ICE, y así evitar que padres que habían sido separados de sus hijos al ingresar al país ilegalmente fueran detenidos en Atlanta.

Otras comunidades que han optado por cortar su colaboración con ICE este año son el condado de Williamson, en Texas, y la ciudad de Oakland, en California, medidas tomadas luego de que las autoridades migratorias llevaran a cabo varias redadas.

Vea también:

Estos son los lugares obvios (y otros no tanto) en los que te pueden pedir documentos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IndocumentadosDeportaciones

Más contenido de tu interés